El pasado día 30 de noviembre el diario ‘El País’ publicaba una entrevista con Nadia Otmani cuyo único fin era dar un poco de jabón a la activista marroquí e intentar dejar a los militantes y simpatizantes de Vox a la altura del betún.

Y para hacerlo nos presentaron a Otmani como si fuera la Madre Teresa de Calcuta, como si fuera una auténtica santa con un pasado inmaculado que ahora estaba recibiendo injustificados ataques por su “valentía”. Pero llegaron a un extremo bastante descarado puesto que, en su afán de blanqueo, tuvieron la desfachatez de ocultar algo que resulta inaudito: fue ese diario uno de los que publicó la detención de Otmani el 24 de septiembre de 1998 fruto de una operación policial en la que localizaron en “San Blas un laboratorio clandestino de heroína y decomisa tres kilos de droga“.

Pues bien, en su entrevista a Otmani, ‘El País’ dice lo siguiente cuando se refiere a la supuesta detención efectuada aquel día de 1998: “Dentro de la campaña de desprestigio a Nadia, los simpatizantes de Vox intentaron asociar el tiroteo que dejó a la mujer en silla de ruedas con un ajuste de cuentas por narcotráfico y no con un caso de violencia machista. Basaban sus afirmaciones, en que el nombre de la mujer aparecía en varios artículos de prensa publicados a finales de septiembre de 1998, días antes de que Nadia recibiera los balazos. En esos textos se hablaba de una operación contra el narcotráfico de heroína en Madrid. Los hechos fueron juzgados, pero en la sentencia, de enero de 2001, no se hace referencia alguna a la detención de ninguna mujer”.

¿En varios artículos de prensa? Pero si fue el propio diario que entrevista a Otmani el que publicó todo aquello y, como verán, llegaron a poner el nombre completo de los dos detenidos. ¿Cómo se puede tener semejante cara? ¿Ahora somos los demás los que manipulamos cuando utilizamos como referencia la noticia que ellos mismos publicaban en 1998?

Esto es la bomba, manipulan y acusan a los demás cuando son ellos mismos los que han publicado esa información. ¿Cómo es posible tener tan poca vergüenza, “Lo País“?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here