SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

No se han apagado todavía los ecos del extraño sorteo de la Lotería de Navidad al que hemos asistido el pasado día 22 de diciembre y Loterías del Estado, lejos de dar algún tipo de explicación sobre lo sucedido, se dedica a promocionar el clásico “Sorteo de El Niño” como si no hubiera pasado absolutamente nada.

Es ya completamente surrealista con qué desparpajo y con qué tranquilidad se nos toma el pelo desde cualquier organismo público. No dan explicación alguna, no nos cuentan lo que ha pasado el día 22 de diciembre y, como si fuéramos absolutamente imbéciles, ahora se creen que promocionando este sorteo con normalidad nos vamos a olvidar de todo lo sucedido hace tan solo unos días.

Si como decían en sus comunicado, lo sucedido en el anterior sorteo es lo normal y está contemplado dentro de sus políticas, ¿a qué venía tanto secretismo ocultando las bolas e intentando incluirlas dentro del bombo con ese disimulo? ¿Por qué no dar explicaciones durante el sorteo contando claramente lo que había pasado?

La verdad es que cada vez nos convence menos todo lo sucedido y son ellos precisamente los que están fomentando las “teorías conspiranoicas” con su silencio. Por nuestra parte lo tenemos claro y en este impuesto voluntario no vamos a participar comprando ni un solo décimo de este sorteo. Ante la duda, los veinte euros del décimo se quedan en nuestros bolsillos.