Guerra

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cambian las guerras cambian los procedimientos e incluso cambia la soldadesca.

Actualmente y sin apreciarla como tal, el mundo está siendo conquistado por unas pocas personas que tienen en común, el poseer enormes fortunas y estar organizadas en “sociedades” con dos fines igualmente perversos, como son: enriquecerse cada vez más como forma de ganar poder y llegar a montar una estructura política y por ello ideológica, que esté por encima de los propios poderes nacionales.

La serie de ideologías que configuran esta estructura se conoce como Globalismo, siendo el conocido fenómeno de la globalización (aldea global) el marco económico, tecnológico, cultural, comercial y de comunicaciones, que la sustenta.

La globalización tiene como eje de su desarrollo el enorme avance de las comunicaciones, los medios de producción y el transporte de mercancías y capitales. Fácilmente podemos comprender que estas condiciones han generado, ya de una forma visible, enormes bolsas de riqueza en manos de muy pocas corporaciones económicas: bancos mundiales, multinacionales destacadas como las farmaceúticas y abortistas, incluso grandes fortunas individuales, como el caso del creador de Amazon que es cien mil veces millonario y por ello la persona más rica del planeta.

Por su parte el globalismo mencionado viene desarrollando una serie de ideologías que van encaminadas a la consecución de dos fines tan generales como ambiciosos:

  • Debilitar la cohesión de las naciones, haciéndolas mucho más vulnerables, para ello se crea la ideología del Multiculturalismo, que en su momento el antiespañol y globalista presidente Zapatero, la propuso como Alianza de civilizaciones. En esencia se trata de eliminar las fronteras y generar guerras locales y grandes bolsas de miseria que unido a lo que ya conocemos como “efecto llamada” produzca grandes migraciones de población hacia países   Para asentar esta población en sus nuevas naciones, se les ofrecen unos privilegios de los que llegan a carecer los propios nacionales. Muchos españoles desfavorecidos están viviendo en sus carnes esta cruda realidad.
  • Tratar de anular las estructuras sociales y los valores que dan fuerza y libertad a las sociedades de las distintas naciones, de forma que sean fácilmente reeducables.

Para ello se ha desarrollado la Ideología de género, que se viene desarrollando en leyes como la conocida LGTBI, iniciales de Lesbiana, Gay, Transexual, Bisexual e Intersexual, con ella se trata de enmascarar la natural y científica diferenciación de las personas por su sexo hombre y mujer;  para sustituirlo por el egolátrico y difuso concepto de género, entendido como creación, en el ámbito personal, de la propia identidad.

Se han creado nuevos derechos reconocidos por la ONU como el derecho de la mujer al aborto, derecho de la persona a una muerte digna (eutanasia) y nuevos derechos infantiles sobre su “libertad”, que limitan e incluso anulan la patria potestad de los padres. En definitiva se trata de destrozar los vínculos familiares, independizando la relación entre hombre y mujer, dificultando la relación entre padres e hijos y de anular la responsabilidad de la familia hacia sus seres más indefensos que son los concebidos y las personas ancianas.

Igualmente se atacan otros pilares fundamentales de la sociedad como la religión, especialmente la cristiana, cuyo principio del amor al prójimo, choca frontalmente con las filosofías de ámbito egolátrico o individual como el conocido relativismo y la creación de nuevas experiencias religiosas englobadas en la conocida New age (Nueva era).

Se establecen proclamas que promueven el enfrentamiento social, como la conocida “violencia machista” que demoniza la actitud del hombre frente a la mujer. A todo este fenómeno de colonización global, también se le conoce como marxismo cultural.

En esta guerra se utilizan, nuevas y muy sofisticadas, armas y soldadesca, en el sentido de que no producen daño físico directo, sino que van dirigidas sistemáticamente al entorno existencial de la persona;  me limitaré a hacer una mera descripción:

  1. El globalismo está inserto en los grandes organismos internacionales: la ONU (Organización de Naciones Unidas) con sus organismos dependientes como Unesco, FAO, etc. La UE (Unión europea). El Banco mundial … Todo a través de la “financiación” de representantes en ellas, de las naciones que las componen, o por medio de entidades asesoras de estos organismos (ONGs, etc).
  2. En el plano de las propias naciones. Se dominan sus estructuras políticas, en España solo se salva VOX. Dominan una buena parte del poder judicial a través de asociaciones de jueces y nombramientos de conveniencia por los partidos políticos. No menos del 80% de medios de comunicación, reconstruyen la información  en torno a lo que ya se ha dado en llamar “lo políticamente correcto”, que no es otra cosa que la adopción de un lenguaje deformante de la realidad, bien por el uso equívoco del significado de las palabras, bien por la presentación de los hechos.
  3. Finalmente y fuera de las instituciones, se trata de quebrar el orden y la seguridad de la sociedad civil, mediante el ejercicio de la violencia frente a la autoridad en las vías públicas y paralización de medios de transporte entre otros, para lo cual se emplean organizaciones creadas a tal fin, que tienen en común sus fuentes de financiación.

Una guerra solo avanza cuando no encuentra la resistencia suficiente.

Un artículo de P. B. Villarmín

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA