castellano

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo que os vamos a contar parece un chiste, pero nos tememos que no lo es. Resulta que una catalana y una vasca se han encontrado en un bar de Guernika y como la una no quiere dejar de hablar vascuence y la otra tampoco desea dejar de hablar catalán se entienden por signos y por medio del traductor de Google. Y todo por no hablar su lengua común, el castellano.

Así es el nacionalismo más radical, una “ideología” que lleva a las personas a no utilizar una lengua común de ambas por el hecho de querer marcar sus diferencias, lo que les separa, en vez de mirar aquello que les une, en este caso su nacionalidad común y sobre todo, la segunda lengua más hablada en el planeta, el castellano.

(El origen de la palabra ‘catalán’, algo que indigna a los separatistas)

La verdad es que es para alucinar. Y encima resulta que estas dos personas no hablaban ni inglés, pues seguro que de hablarlo lo habrían utilizado. Qué pena no haber podido presenciar la escena, porque tuvo que ser penosa.

Y encima la catalana lo ha hecho público en Twitter, diciendo: «Una señora en un bar de Guernika no quería cambiar el euskera por el castellano. Y me ha parecido magnífico. No tenía ninguna obligación de cambiar y al final, entre catalán, vascuence y el traductor de Google nos hemos entendido».

La contestación de un tuitero ha sido magnífica, diciendo: «Ojala hubiese un idioma común para entenderse entre todos y que facilitase las cosas».

Y es que como bien dice Carlos Herrera si en España los tontos volaran no veríamos el sol, ¡y tampoco se entenderían!