Hace un tiempo, cuando todavía gobernaba Rajoy, todos asistíamos perplejos al espectáculo aquel que protagonizaban muchos “profesionales” de TVE y que bautizaron como “Los viernes de negro”. En ese teatrillo colaboraban todos los que se oponían a un gobierno y no buscaban otra cosa que el cambio del mismo, nada de buscar una televisión plural e independiente. TVE nunca lo ha sido y mucho menos cuando ha gobernado el PSOE que no ha hecho más que colocar a sus amigos y a sus fieles.

Ahí estaban los Xabier Fortes de turno, la Ana Blanco de cabecera y Almudena Ariza que formaba parte del núcleo duro “progresista” y que, aunque estaba muy bien colocada llevando la corresponsalía de Nueva York, debía pretender algo más. Todos ellos han recibido su recompensa, Fortes, Blanco y ahora le tocaba a Ariza.

Ana Blanco también vestida de negro

La izquierda paga muy bien los servicios prestados por sus palmeros porque, para empezar, nunca lo hace con el dinero propio, lo hace con el de los demás. Ya se sabe que lo que mejor se les da es disparar con pólvora ajena. Pues Ariza ya ha obtenido el pago por los servicios prestados a la causa socialista y podemita. Ya sabemos que para esto sectarios solo existe independencia periodística y pluralidad cuando se defiende a la izquierda, sea del partido que sea. Su eterna y falsa “superioridad moral”.

Almudena Ariza va a pasar de la corresponsalía de París a dirigir los servicios informativos de TVE. Ya se acabaron los “viernes de negro” y llegan las semanas de luz y colores porque en TVE los puestos más importantes los van a ocupar los representantes de la más rancia y sectaria izquierda. Todos contentos. Todos menos la audiencia, porque no dejan de perder espectadores. Pero eso a estos profesionales de pacotilla les da igual porque el dinero lo ponemos todos queramos o no, veamos TVE o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here