farsante

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hoy el gran Alfonso Ussía, en su habitual columna de La Razón, pone en su sitio al farsante y estúpido de Javier Bardem. Un artículo del que se ha hecho eco Periodista Digital y que puedes leer en este enlace. Y que dice así:

lfonso Ussía le mete este 8 de diciembre de 2019, día de la Inmaculada Concepción, un buen repaso al malencarado actor Javier Bardem después de plantarse en Madrid, en la Cumbre del Clima y empezar a llamar «estúpido» al alcalde capitalino, José Luis Martínez-Almeida. El articulista de La Razón no se guarda nada en su tribuna:

En mi juventud, en todo guateque destacaba un estúpido. La manifestación del guateque de la Cumbre del Clima en Madrid me ha devuelto a pasados años y aquellos lares. Una Cumbre a la que no asiste ni un solo dirigente influyente, de la que es protagonista una niña que no va al colegio, y cuya nada nutrida manifestación la cierra un actor de cine comunista e iletrado que vive en los Estados Unidos, y que define de «estúpido» a un abogado del Estado democráticamente elegido por los madrileños para ser su Alcalde, pues más que una Cumbre es un guateque con un final sometido a la más supina estupidez.

Se pregunta con mucha guasa que quién es este actor:

¿Quién es Bardem? Ante todo, un individuo que no se apellida Bardem, lo cual restringe su valoración persona. ¿Qué pinta Bardem en la llamada Cumbre del Clima? Nada. Este chico, que sólo puede interpretar papeles de malo, es antisemita, pero eligió para que su mujer diera a luz en Los Ángeles de California a su primer vástago un hospital judío, y como buen comunista, alquiló la mitad de una planta para no ser molestado por la prensa. No nacieron los hijos de Bardem y la chica de Alcobendas ni en Alcobendas, ni en otro lugar de España, ni en sus amadas Cuba, Venezuela, Bolivia o Corea del Norte. Nació en un hospital hebreo de los Estados Unidos de América, una decisión que demostró su coherencia ideológica. Por fortuna para España, su elección de vivir en la libertad de la gran nación americana nos ha privado de su presencia, pero de cuando en cuando nos visita por si hay que aprovechar una película bien subvencionada. Se trata de un hombre enfadado.

Y remacha con contundencia:

Como madrileño me siento insultado por este farsante – su vida es una farsa como su profesión, en su caso adecuadísima a su condición de farsante-, por haber votado en las elecciones municipales a José Luis Almeida. Lo hice, entre otras cosas, por su promesa de revertir el «ghetto» de «Madrid Central» impuesto por la señora Carmena. Un profesional que no se ve con capacidad de triunfo si lo hace usando su primer apellido, es como poco, un tipo poco seguro de sí mismo o un decidido explotador del talento o la singularidad de sus antepasados. Pero de nuevo, la pregunta. Lo de la niña que no va al colegio – ¿No es delito en Suecia?-, tiene su aquel. Se ha convertido en una folclórica del clima y contra la popularidad consolidada desde la frescura de sus padres poco hay que hacer, a excepción de esperar que vuelva al cole y estudie un poco. Pero que el supuesto Bardem hable en una manifestación de climáticos para insultar al Alcalde que ha dado acogida a la Cumbre, se me antoja demasiado cutre. A Los Ángeles, que allí no hay contaminación.

Lee el artículo original de Periodista Digital en este enlace.

1 Comentario

Comments are closed.