SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Sí, ya sabemos que no era una adivinanza demasiado complicada pero, como no podría ser de otra forma el elegido ha sido nada más y nada menos que Baltasar Garzón. Garzón está muy acostumbrado a prestar sus servicios legales a los sátrapas de izquierdas como Evo Morales o Cristina Kirchner, es decir, a los que tienen mucho dinero gracias a sus negocios turbios y pagan bien.

El mismo Garzón que es tan adorado por la izquierda y que se está haciendo de oro como abogado gracias a sus suculentos contactos. El mismo al que ser apartado por prevaricación le está viniendo de maravilla porque se está haciendo de oro. Ese mismo que critica mucho a Vox por su “extremismo” pero no tiene ningún problema con los dictadores de izquierda, el mismo Garzón que viste y calza.

¿Se imaginan que otro abogado español de tanto renombre como Garzón hubiera ofrecido sus servicios legales a alguien de derechas que tuviera mala fama entre la “progresía” española? Pues sí, le habrían puesto verde. Pero eso no pasa con Baltasar Garzón que hace y dice lo que le da la gana. Le pillan conversaciones como las mantenidas en las grabaciones de Villarejo y encima la izquierda no hace más que darle homenajes o le llevan a La Sexta para sobarle el lomo.

Quiso ser ministro con Felipe González y no lo consiguió, a partir de ahí se dedicó a perseguirle puesto que tiene una ambición desmedida y unas ganas locas por salir en la tele. Y desde luego que ha conseguido aquello en lo que se ha empeñado. Ahora contratado con Evo Morales. Imaginamos que le pagará con el dinero que ha saqueado a todos los bolivianos. Pero eso a estos les da igual. Ande yo caliente…