Premios Princesa de Gerona

Hoy hemos podido comprobar la realidad de la conocida como ‘revolución de las sonrisas’, pues algunos de los asistentes al acto de entrega de los Premios Princesa de Gerona han sido insultados y agredidos, impidiéndoles el acceso en la avenida Diagonal de la Ciudad Condal.

Y todo ello a plena luz del día, delante de las cámaras de televisión y de multitud de periodistas. Y los separatistas a cara descubierta, insultando, empujando y agrediendo a personas que lo único que querían era acceder a un acto, invitados por el Jefe del Estado.

Y entre ellos destacamos al concejal del Partido Popular en Barcelona, Josep Bou, que no ha podido llegar al acto y que hacía unas tremendas declaraciones, llenas de pena y tristeza, declaraciones de un catalán que se siente español.

Y todo ello con la permisividad de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, mozos de escuadra y policía nacional, que no han actuado para garantizar la libertad de movimientos de unas personas, en beneficio de los radicales, a buen seguro siguiendo órdenes de la Generalidad y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, máximo responsable de estos vergonzosos hechos.

Esta es la situación que vive Cataluña, una comunidad autónoma que parece controlada por el odio, por los radicales. Gracias al PSOE de Pedro Sánchez.