Parece que no todo era alegría y “buen rollo separatista” en la acampada que el separatismo inició en Barcelona el pasado 30 de octubre. A la denuncia por robos de unos 30.000 euros en efectivo se suma ahora la de una joven que dice haber sido agredida sexualmente durante la citada acampada de “la gente de paz”.

Por el momento no se sabe si la joven ha presentado denuncia ante la Policía pero sí se sabe que los “Mozos” están recopilando información sobre la cuestión. Parece que los organizadores de la acampada han denunciado cualquier tipo de “agresión machista”, pero no parece que en esa acampada, por lo que ha trascendido, se haya juntado lo “mejor de cada casa”.

El caso es que las informaciones que poco a poco van apareciendo sobre esa concentración son cada vez peores. Y muchos nos preguntamos algo muy sencillo: Si no son capaces de tenerse un mínimo de respeto entre ellos mismos, ¿cómo van a respetar a quienes no piensan como ellos? Da la sensación que en esa acampada ha sucedido de todo y pocas cosas buenas, o más bien ninguna.