El conductor ‘suicida’ es un marroquí, que vive en Francia y ha debido cobrar una fortuna por ponerse al volante de la furgoneta y embestir a toda velocidad contra barreras, alambres y guardias civiles.

Pasará unos días en chirona y se irá de rositas, como pasa siempre, porque el Gobierno Sánchez tiene que ir de de bueno en este asunto y sobre el siempre delicado embrollo de la inmigración ilegal, no tiene nada que aportar excepto palabras.

Una furgoneta con 52 inmigrantes a bordo ha accedido como un misil esta madrugada a Ceuta, por la frontera de El Tarajal.

En el interior del vehículo iban 34 hombres, 16 mujeres y al menos dos menores, todos ellos de origen subsahariano.

El vehículo ha atravesado los controles fronterizos, arrasando todo a su paso, alrededor de las 3:00 horas y ha llegado hasta la playa de La Almadraba, hasta donde se han desplazados las Fuerzas de Seguridad así como miembros de la Cruz Roja.

Según informa Ceuta al día, hay sólo cuatro heridos leves que han sido trasladados al hospital.

Esta es la primera entrada masiva de inmigrantes a España después de que la semana pasada el Ministerio del Interior anunciara que en a finales de mes comenzarán las obras para retirar las concertinas en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla.

Según informa el Ministerio del Interior, las obras, en las que se invertirán 18 millones de euros, tendrán una duración de 10 meses y permitirán la eliminación de las concertinas y su sustitución por otros elementos «más seguros y menos cruentos».

Fuente ‘Periodista Digital’