En el pasado debate electoral, Pablo Iglesias atacaba a Abascal y Rivera diciéndoles que no le dieran lecciones en cuanto a “españolismo”. Resultaba curioso escuchar decir esto a alguien de quien siempre hemos visto vídeos diciendo todo lo contrario. Despreciando a su país e incluso diciendo la “alergia” que le producía la bandera.

Pero, como las mentiras de Iglesias se desmontan rápido, ha vuelto a salir a la luz un vídeo en el que Pablo Iglesias alentaba en una “Herriko Taberna” al separatismo vasco diciéndoles “cuando os independicéis no nos dejéis solos con estos españoles”. Nada más y nada menos.

Ahora, nos la quiere volver a colar, como es habitual en este mentiroso compulsivo, y nos viene con sus milongas de lo orgulloso que se siente de ser español e historia similares que ni se cree él, ni nos creemos nadie.

Estos comunistas a lo de siempre. Serían capaces de hacer lo que fuera con tal de conseguir el poder que es su único afán vital y político. Olvídense de su discurso. Son los herederos directos de Stalin, de Lenin, de Mao y todos ellos se dedicaban incluso a matar en cuanto tenían la más mínima sospecha de que alguien a su alrededor pudiera tener la más mínima intención de poner en peligro su cuota de poder.

Iglesias necesita vendernos algo para que se le vote. Hasta una mente como la suya ve como lógico el hecho de que no entendamos que alguien que detesta a este país quiera gobernarlo. De ahí su nuevo discurso en cuanto a su supuesta “españolidad”. Pero nada más lejos de la realidad, es la nueva estrategia de un mentiroso compulsivo al que, a pesar de haberle pillado en la mayoría de sus mentiras, no se le cae la cara de vergüenza. Un “figura” este comunista.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL