Hoy Iván Espinosa de los Monteros ha tratado de hacer un esfuerzo de esos que a veces se convierten en prácticamente imposibles: explicarle a alguien algo básico que no es capaz de entender. Lo que ha tratado de hacer hoy Iván Espinosa es explicarle a Susanna Griso una cuenta matemática de lo más básica y se ha convertido en algo casi imposible. Es como si ahora tratáramos de explicarle a alguien que a las 12 del mediodía es de día y no lo entendiera.

Y lo curioso es que Griso ha sacado una batería de datos para tratar de tirar por tierra la afirmación que hizo en el debate electoral Abascal sobre el número de delitos cometidos por los inmigrantes, en este caso de violaciones. Griso utilizaba el siguiente dato para rebatir lo dicho por Abascal. El total de condenas por violaciones en 2018 fue de 408, de esas condenas, 312 fueron contra españoles y 96 contra inmigrantes, es decir tres a uno.

Susanna Griso haciendo como que piensa

Si tenemos en cuenta que la población española con respecto a la inmigrante es diez a uno, es evidente y matemático: proporcionalmente las violaciones cometidas por los inmigrantes son proporcionalmente mayores que las cometidas por los nacionales, no en número absoluto, sino en proporción. Con menos población de inmigrantes es la proporción de violaciones es mayor que la cometida por los españoles.

Y esto que es algo básico, Griso no era capaz de entenderlo, o no lo quería entender, que todavía es peor. Llama la atención la cara de Iván Espinosa, se ve incapaz de que Griso lo entienda y trata de que lo haga por activa y por pasiva sin ningún éxito. Y lo que es peor, acabó la conexión y todavía no lo entendía. Es lo que tiene el intentar manipular sin ningún tipo de miramiento, metes la pata y todavía no te enteras.

Ánimo Griso, sigue echando cuentas en casa a ver si consigues entenderlo de una vez.