justifica y defiende la actuación de los CDR

Hace unos días publicábamos un artículo en el que relatábamos los intentos desesperados que Iván Espinosa de los Monteros realizaba con Susanna Griso para tratar de explicarle una simple operación matemática y que esta la entendiera.

Ante la desesperación de Espinosa de los Monteros y la incredulidad de los espectadores, Griso era incapaz de entender algo tan simple que hasta un niño de infantil lo entendería a la primera. El cálculo era simple, estaban hablando de los delitos sexuales cometidos por españoles en España y por extranjeros. Griso defendía que delinquían más los españoles que los extranjeros puesto que en 2018, de 408 condenas, 96 fueron contra inmigrantes y 312 contra españoles.

Como es lógico, siempre habrá más delincuentes españoles que inmigrantes ya que en España viven más españoles que inmigrantes. Pero lo que trataba de explicarle Iván Espinosa es que la proporción de delitos de los inmigrantes con respecto a los españoles era mayor por este motivo. Griso asistía a esa explicación con una cara que demostraba algo, no se estaba enterando de nada, no entendía algo tan simple.

Susanna Griso haciendo como que piensa

Pues bien, al día siguiente de ese debate, Griso confirmó nuestras sospechas a través de su cuenta de Twitter y se las confirmó a Iván Espinosa de los Monteros puesto que estaba claro que seguía sin entender la fácil solución matemática ya que escribía un tuit en el que citaba unas afirmaciones de la Asociación Juezas y Jueces para la Democracia que decían lo siguiente: “Según datos estadísticos del CGPJ el 75% de condenados por delitos de carácter sexual son españoles” y ella contestaba: “Queda dicho. Gracias, Ignacio González Vega“.

Ese tuit, a su vez era citado por Iván Espinosa de los Monteros con una evidente cara de desesperación, Griso todavía no se había enterado de nada a pesar de la explicación. Evidentemente y una vez más, Susanna Griso volvía a hacer bueno el dicho de “cuando un tonto sigue una linde, la linde se acaba y el tonto sigue…”