Ha sido muy prudente la empresa SEAT con lo que está sucediendo en los últimos tiempos en Cataluña y muchos nos preguntábamos qué opinión tendrían de todo esto. Y parece que las noticias son más que preocupantes para los intereses de los trabajadores de la planta de SEAT en Martorell.

Y de transmitirnos esas sensaciones se ha ocupado el presidente de la compañía, Luca de Meo, a través de una entrevista publicada en La Vanguardia. Ya sabemos que cuando los presidentes de grandes empresas dan sus opiniones sobre temas políticos y sensibles son muy políticamente correctos y hay que leer sus declaraciones entre líneas.

De Meo ha declarado lo siguiente: “Si esto sigue, el grupo tiene otras opciones”, ya que “dispone de plantas en casi toda Europa“. Por otro lado y refiriéndose a las visitas de la Generalidad a Alemania para evitar la salida de SEAT de Martorell, De Meo ha sido muy contundente diciendo que no tiene sentido que se desplacen hasta allí para hablar de la compañía por que les van a decir que “me llamen a mí y para eso tienen mi número de móvil“.

Luca de Meo

Algunos es posible que se tranquilicen con las palabras dichas por De Meo en esa entrevista de La Vanguardia pero esas declaraciones son más preocupantes de lo que parecen. El separatismo está alterando la vida en toda Cataluña y eso también afecta a una empresa como SEAT pero la Generalidad solo gobierna con un único objetivo estos últimos años, con el de la independencia.

Pero hay una cosa muy clara en la vida, a buen entendedor pocas palabras le bastan y SEAT ya ha tenido que cerrar la planta el pasado 18 de octubre y aunque reconoce que fue “por prudencia” también advierte que eso le supuso a la empresa la pérdida de “decenas de millones de euros“. ¿Lo van entendiendo los separatistas o hay que traducírselo al catalán?

Enlace directo a la entrevista de La Vanguardia

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL