Laimmersió, la imposición del catalán como lengua única en las aulas, es uno de los pilares del nacionalismo. Oficialmente se justifica con el discurso lingüístico victimista de los años 70 y con el miedo a una supuesta ruptura de la convivencia: el català sempre “és a punt de desaparèixer” y hay que evitar que quien quiera estudie también en castellano porque “crearia un gueto i dos comunitats separades”.

Pero el verdadero motivo de laimmersió es otro: romper los vínculos con todo lo español, crear un imaginario donde en lanació tothom parla només català y dificultar a los catalanes hispanohablantes la excelencia académica. És l´eina clau per avançar la ideologia nacionalista i separar de la resta d´Espanya. Como decía Prat de la Riba, el catalán es “un instrument de nacionalització”.

Pero los jerarcas lazis se saltan laimmersió, porque solo es para quienes no se la pueden pagar.

Artur Mas estudió en el Liceo Francés y llevó a sus hijos a la escuela cuatrilingüe Aula, donde no se aplica laimmersió. El machote iene la barra de proclamar que “volen trencar les cames del sistema d´immersió”… y no se refiere a la escuela de sus hijos.

El cardenal Sistach junto a Artur Mas

José Montilla llevó a sus hijos al Colegio Alemán de Barcelona San Alberto Magno, dan una hora de catalán a la semana, no se aplica laimmersió. Su esposa Anna Hernández reconoce que “prefiero que mis hijos sepan alemán”.

Oriol Junqueras estudió en el Liceo Italiano y lleva a sus hijos “por tradición familiar” al Liceo Italiano, donde no se aplica laimmersió.

Pilar Rahola mandó a su hija a estudiar a un colegio de élite en Suiza, donde no se aplica laimmersió. Cuando Celia Villalobos lo explicó en la tele, le gritó que era “muy cerda y muy ruin” por revelar el secreto.

Lo mismo hacen Gerard Piqué, Josep Maria Bartomeu (presidente del FCB)… y parece que también Josep Guardiola, musa lazi, oprimido por Aspanya pero encantado con Qatar y su ISIS. Nos cuentan que la mujer de Guardiola ja viu a Barcelona y que sus 3 hijos ya están estudiando en la elitista escuela internacional Benjamin Franklin de Sarriá, donde el “curriculum is primarily taught in English”. També hi aprenen espanyol i residualment català: “once a week in 1st grade, twice in 2nd grade, and three times a week from 3rd grade onwards”.

Hipócritas nacionalistas, que cargáis a los catalanes fardos insoportables mientras vosotros vais en avión.

Artículo original de ‘Dolça Catalunya’