En el día de ayer se producía la presentación de la Copa Davis en Madrid y asistía, como no podía ser de otra forma, el actual propietario de esa competición, el futbolista del Barcelona Gerard Piqué.

Piqué acudía a Madrid a presentar “su” torneo después de años posicionándose en favor del separatismo y lanzando mensajes incendiarios desde Cataluña contra España y contra la unidad de España, a pesar de vestir incluso la camiseta de su Selección. Uno de los asistentes a ese acto fue el Secretario General de Vox, Javier Ortega Smith, en su calidad de representante de su partido en ese ayuntamiento.

El azar del protocolo quiso situar a Ortega Smith justo detrás de Piqué, aunque Ortega Smith aclaró que no era para pegarle ninguna “colleja”. Lo que sí le preguntaron a Ortega Smitn fue acerca de Piqué, si se habían saludado y sobre cómo le cae Piqué: “no le he saludado ni hoy ni nunca, porque no le he saludado nunca”. Añadió también su opinión personal sobre el jugador barcelonista: “A mi un jugador de cualquier deporte que ha despreciado a España y a los españoles, que ha abogado por la división de España no me gusta nada”.

Con Ortega Smith no hay medias tintas y tiene toda la razón. Ahora no se le puede ir haciendo la ola a Piqué cuando llega a Madrid después de haber dicho todo lo que ha dicho sobre el separatismo y sobre España. Tiene toda la razón Javier Ortega Smith, a nosotros la gente como Piqué tampoco nos gusta nada.