Uno de los hechos más curiosos que todos pudimos ver en la comparecencia de Sánchez ante sus fieles en Ferraz fue que algunas personas del público llevara banderas españoles. Pero algo así que a todos nos podía extrañar, a los miembros del equipo de seguridad del PSOE les preocupaba por si había miembros de Vox infiltrados entre el público.

Sí, han leído bien, al equipo de seguridad del PSOE le preocupaba la aparición de banderas españolas entre el público. Y tan nerviosos se pusieron que alejaron al público del escenario por si al eterno presidente en funciones le entraba alguna urticaria o algo parecido.

Sánchez

O sea que algo que debería ser normal en algún partido nacional se convierte en motivo de preocupación para el PSOE. Debido a ello, y para no parecer fachas, el PSOE se dedicó a repartir banderas rojas entre el público para que la bandera nacional quedara camuflada. Así es este PSOE, así ha sido siempre y así será. Y la cosa con Pedro Sánchez no es que mejore, es que todavía son peores que antes y más antiespañoles.

Pues que no se preocupen tanto porque llevar una bandera española no es delito, aunque en España lo parezca. Y mucho menos si fueran militantes de Vox, de momento los únicos que han sufrido ataques violentos son esos militantes. Ellos nunca han atacado a nadie.