Está trayendo cola la supuesta agresión sexual sucedida en la edición de Gran Hermano Revolution de 2017 y que ha ocupado las primeras páginas en los últimos días debido a un vídeo publicado por ‘El Confidencial’. Como ya todo el mundo sabrá, en ese vídeo aparece la supuesta víctima de ese maltrato, Carlota Prado.

En el vídeo, el trato recibido por la chica no solo es completamente inapropiado, sino que intentan, además, que lo sucedido no trascienda y le hacen pasar a la víctima por el mal trago de tener que ver el vídeo estando, como estaba, pasándolo mal y sufriendo por todo lo que había sucedido. Es más, en algún momento llega incluso a pedir que no le muestren el vídeo.

Ahora que todo esto ha trascendido a la opinión pública, se ha lanzado una campaña de boicot contra el programa capitaneada por el ex-GH Pepe Herrero y coto Matamoros en la que se pide a los anunciantes del mismo que dejen de apoyar al programa con su publicidad. Por el momento ya hay diez grandes empresas, al menos, que han decidido retirar su publicidad de Gran Hermano.

Debido a esto, Mediaset ha decidido emitir un comunicado en el que muestra su sorpresa con este asunto y acusa veladamente a Atresmedia de estar detrás de todo este asunto. Veremos en qué acaba todo esto pero nos da la sensación que, hablando de quienes estamos hablando, no acabará en nada. Tienen demasiado poder esos grupos televisivos en España y, como ya es sabido, perro no come perro.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL