El caso de la supuesta violación, o abuso sexual, sucedido en Gran Hermano 2017 está llegando a unos extremos que a nosotros nos resultan especialmente divertidos. Debido a la polémica que se ha generado han sido muchas las empresas que han abandonado el patrocinio de ese programa para intentar proteger su imagen por el boicot que se ha fraguado en las redes sociales.

Pero la cosa ha ido más allá porque todo esto ha provocado una guerra abierta entre las dos grandes plataformas televisivas de España: Mediaset y Atresmedia. Desde Mediaset ven en ese boicot un ataque directo de su competencia y han decidido cargar contra ellos. Y para ello no solo han utilizado espacios publicitarios, también han utilizado a sus presentadores y sus programas, uno de ellos el dirigido por Risto Mejide: ‘Todo es Mentira’.

Y lo curioso ha sido ver a la “feminista” Marta Flich pasarse su “dignidad” y sus “principios feministas” por el “Arco del Triunfo” para defender a la empresa que le paga y realizar ese ataque a Atresmedia. Y no es que a nosotros nos importe ya que tanto una cadena como otra nos parecen igual de malas y de manipuladoras, lo que nos “choca” es ver como esta “izquierda presuntuosa” a la que Flich pertenece, sucumbe al “miedo escénico” y defiende a la empresa que le paga aún a costa de poner en riesgo sus propias ideas, si de verdad las tiene.

Y tan es así que, antes de iniciar su ataque, ya empieza justificándose lo cual, lejos de decir algo bueno de ella, no representa más que una triste excusa. Después juzgan otros “abusos sexuales”, léase “la manada”, sin esperar a la sentencia de un juez, mientras con este recomiendan esperar a esa sentencia. En resumen, “la pela es la pela” y “estos son mis principios pero si no le gustan tengo otros”. Lo dicho: divertidisimo.

1 Comentario

  1. SON PUTAS; UNAS EJERCEN LA PROSTITUCIÓN POR LAS CALLES O EN PISOS, Y OTRAS “HACIENDO” DE PERIODISTAS…

Comments are closed.