Retraso Pedro Sánchez Rey

Las faltas de respeto del gobierno de Pedro Sánchez hacia el Rey Felipe que, recordemos, sigue siendo el Jefe del Estado mal que le pese a Pedro Sánchez y sus socios, son casi continuas.

Y como tal debe considerarse, también, lo sucedido en las últimas fechas. No solo ha obligado a los reyes a viajar a una dictadura comunista como la cubana para blanquearla a costa de la imagen de los monarcas, también ha programado ese viaje justo en uno de los momentos en los que España se está jugando su futuro tras las recientes elecciones generales.

Además, como a Sánchez le da igual todo, presenta un acuerdo de gobierno sin que ni siquiera haya sido propuesto por el Rey al Parlamento y marcan plazos para la puesta en marcha del mecanismo constitucional que permite elegir al presidente del Gobierno, usurpando una decisión que, según indica la Constitución, corresponde únicamente al Rey.

 

Es evidente que si Sánchez pudiera relegaría al Rey por completo y acabaría teniéndole como un simple florero, dado que su vanidad y egocentrismo le hacen creerse el amo de todo. Pero, de momento, la realidad no es esa, aunque siga intentando ningunear de la forma más abyecta las funciones que son exclusivas de el Rey y que, además, están marcadas por la Constitución.

Muy malos tiempos se avecinan para España que cada vez parece ser menos lo que es, un país democrático, y que cada vez parece ser más lo que quieren Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: una república bananera gobernada por un régimen socialista y casi dictatorial. Y lo peor es que no se ve en el horizonte cercano una salida fácil a todo lo que está sucediendo.

Nos vamos a arrepentir de todo lo que está pasando mientras nos quedamos mirando todo los españoles como si fuéramos vacas viendo pasar al tren.