El pasado viernes se emitió el último programa, suponemos que de la temporada, del programa, ‘La Paisana‘, que presenta la enchufada Eva Hache en TVE. Y lo hizo con unos datos penosos pero que, a buen seguro no le supondrán problema alguno para volver con nuevas entregas en una nueva temporada, es lo que tiene aterrizar en TVE por enchufes y a costa de cargarse el puesto de otros compañeros como Pablo Chiapella y Edu Soto.

Se ve que a la maleducada presentadora los insultos que dedicó a los manifestantes de Colón del pasado mes febrero le han salido muy rentables y se le han pagado con un hueco en la parrilla de TVE, sea cual sea el resultado final del programa que presente. Y es evidente que los espectadores no le han pasado por alto su mala educación ya que los datos de audiencia del programa son absolutamente desastrosos.

Edu Soto y Pablo Chiapella

El programa del pasado viernes tuvo una audiencia de 1.161.000 televidentes de media con una cuota de pantalla del 8,1%. Y si esos datos ya son desastrosos por sí mismos, lo son mucho más si los comparamos con los obtenidos por el actor Pablo Chiapella, antecesor en el mismo de Hache y que obtuvo una audiencia 1.601.000 espectadores con una cuota de pantalla del 11,9%.

Parece que tanto PSOE como Podemos han convertido TVE en una oficina de colocación de todos sus fieles defensores y los mantienen a costa de lo que haga falta, aunque se hundan en los datos de audiencia. Por otro lado esos resultados son muy lógicos si tenemos en cuenta lo que dice el vídeo que mostramos a continuación: Eva Hache vive de los espectadores y no se puede permitir el lujo de insultarlos sin que tenga consecuencias.

Aunque a buen seguro volverá con más temporadas, nosotros abogamos porque se realice un absoluto boicot a ese programa hasta que ni el ser una enchufada sea suficiente para que vuelva a trabajar en la televisión pública.