Somos muchos los que venimos expresando nuestras dudas sobre el acuerdo de gobierno entre PSOE y Podemos desde que tuvimos conocimiento de ello. Algunos, ese es mi caso, consideramos ese acuerdo como un movimiento estratégico por parte de los asesores de Sánchez, el cerebro de Sánchez no da para tanto, con el que provocarían un acuerdo de gobierno con el PP y ofrecerían, gracias a ese pacto con Podemos, la excusa perfecta con la que el PP podría vender ese apoyo entre sus simpatizantes.

Desconocemos si al final todo acabará en ese pacto PP-PSOE, pero de momento parece que el plan marcado sigue su curso puesto que en el PP ya son muchas las voces que piden a la dirección ese pacto de gobierno con Pedro Sánchez. La dirección del PP interpreta el papel que le corresponde en este momento y van dejando sus propuestas con cuentagotas: “Si el PSOE rompe con Podemos porque el pacto no le sale, habrá debate en la dirección“.

Al parecer algunos miembros del PP ya habrían pedido a la dirección que se tendiera la mano al PSOE, tales serían los casos de Feijóo, Moreno y Mañueco. Y desde la dirección ya no se envían mensajes con una negativa rotunda: “Para debatir sobre si el PP se abstiene hay que preguntarles primero a los socialistas, y ellos no quieren; no estamos en esa pantalla“.

Pero hay una respuesta por parte de los responsables del PSOE que nos ha llamado mucho la atención, la de la vicepresidenta en funciones Carmen Calvo. Calvo ha dicho lo siguiente acerca de un posible acercamiento entre el PSOE y el PP: “Con Casado no“. Pues bien, esa respuesta, a pesar de lo que parezca, podría querer decir otra cosa muy distinta.

Si el PSOE tuviera un pacto indisoluble con Podemos, ¿contestaría Calvo de esa forma? ¿No sería más lógico que contestara que ya tienen un acuerdo de gobierno con Podemos y punto? Ese “con Casado no” suena más bien al contrario de como parece sonar porque hay miles de respuestas mucho más contundentes que esa para mostrar una negativa: “Si ya hemos pactado con Iglesias, ¿cómo vamos a pactar ahora con Casado?

De los políticos españoles no hay que fiarse nunca y mucho menos si esos políticos forman parte del PSOE. Hay que leerlos a todos entre líneas. No me voy a apostar nada porque puede que me equivoque en mis opiniones y pierda la apuesta, pero cada día veo más cercano un pacto entre PSOE y PP que uno con Podemos. Sería gracioso ver las caras de los podemitas si al final se da ese pacto entre PP y PSOE y se dan cuenta de que Sánchez les ha tomado el pelo una vez más. Y lo que sería aún peor para ellos: les habría utilizado.

Hay que esperar acontecimientos, no está todo el pescado vendido.