vergüenza

El pasado 19 de noviembre asistimos al dictamen de la sentencia judicial sobre el caso de corrupción más grande jamás visto en España. Chaves y Griñán, entre otros, han sido condenados por establecer una red mafiosa que robó 680 millones de euros del bolsillo de todos los andaluces.

Me viene a la mente lo que ocurrió cuando se dictó sentencia en sede judicial condenando a exmiembros del Partido Popular, y las consecuencias que eso tuvo: una moción de censura que destruyó la carrera política y el gobierno de Mariano Rajoy, alguien que no estaba ni investigado ni imputado y que únicamente acudió a declarar en calidad de testigo.

Por eso, yo ahora me hago una pregunta, ¿Qué hará usted, Señor Sánchez? Ya nada nos puede asombrar de lo que haga o dice el partido del PSOE, llamado también el partido de los obreros. La vergüenza de los ERE, llega su veredicto, para mí, demasiado tarde. Ha tardado tanto tiempo que, de seguro, que han seguido haciendo de su capa un sayo sin tener que llevarlo al sastre para que se le arregle el traje, bien sea para mujer que para hombre. Estos dos últimos días hemos visto como, por fin, hemos llegado a su punto álgido de esta partida de bandoleros que han birlado, por lo visto, unos 680 millones de euros, cosa que yo me cría hace tiempo que era mucho más, aunque, a decir verdad, la depreciación y el interés del dinero siempre merma que es una barbaridad.

El aperaor del Gobierno en funciones ha abierto su boca diciendo: “No es un caso del PSOE, sino de antiguos dirigentes” No señor Abalos, la culpa la tiene los bandoleros andaluces que aún siguen por las sierras andaluzas, donde aquellos bandoleros eran más machos que estos ladrones llevándose dineros destinados a parados y fondos para regulación de empleo. Estos ladrones de guante blanco, los de ahora, los de la Junta de Andalucía, han escamoteado, según la fiscalía, estos 680 millones de euros en falsos prejubilados, ayudas para empresa fraudulentas, comisiones ilegales y con cuatro etc.etc. algunos de estos dineros robados a los andaluces hay una partida de 200 “trabajadores” que se prejubilaron donde jamás habían trabajado.

 

El pardillo de Ábalos le echa la culpa de todo esto de los ERE de Andalucía a todo el mundo que pasa por su lado. No he visto mayor desvergüenza y cara dura del chorlito del ministro en funciones, donde se deja rastrear con insidias que el mismo no se las cree. El Sánchez de turno, ha tenido vista de lince, buscando a este hombre leal, soplón de embustes y distraído en palabras y con una cara que se la pisa. Pues mire son hechos que los andaluces estamos seguros que lo mismo que sabíamos el tinglado de este abuso de poder y asalto lo conocía la gran parte de España lo sabía el pueblo  de Juan Francisco Guerrero que en un solo día repartió 1.3millones de euros a su propio chofer. Así se ha dilapidando para agasajar con votos a todo quisqui que fuera por la calle.

El inquilino de la Moncloa, el presidente en funciones ni está ni se le oye con la historia-yo la llamo criminal- no ha dicho ni pio, del descalabro y robo a los bolsillos de los andaluces. No sé si será justa esta sentencia, o, debería haber sido más cuantiosa. lo que no es justo que usted siga apoltronado en su asiento, ni tampoco sé si con este veredicto de culpabilidad le hagan una moción de censura como la que se le hizo al Señor Rajoy. Su silencio le delata faltando al bien común de los andaluces y, si se me apura, le diré que, a su partido, tanto los varones y las varonas han cerrado las bocas para que no entren moscas. Mire señor Ávalos y señor Sánchez se ha condenado una forma de gobernar, de gobernar del PSOE, del partido de los cien años de honradez