Una de las noticias que apareció en todos los medios en el día de ayer fue la de la furgoneta “kamikaze” que, cargada de inmigrantes, embistió contra la frontera de El Tarajal en Ceuta.

En el día de hoy ha salido a la luz la inmensa cantidad de dinero que podrían haber ganado tanto la mafia que organizaba el viaje, como el conductor de la furgoneta gracias al vergonzoso tráfico de personas que supone la inmigración ilegal. En total podríamos estar hablando de unos 60.000 euros, según informan distintos medios, ya que las cifras que se manejan por cada persona son de entre 1.000 y 1.500 euros. Como iban 52 personas en la furgoneta, calculen…

Lo que muchos nos preguntamos es cómo es posible que esa gente consiga acumular esa cantidad de dinero si tenemos en cuenta que, para sus países de origen, estamos hablando de cifras muy altas.

De todas formas, lo que es importante que todo el mundo tenga en cuenta es que con los efectos llamada que se están dando desde varios países europeos, sobre todo desde España, lo único que se está consiguiendo es que las mafias engorden sus ingresos a cuenta del sufrimiento de todas estas personas.

La solución para todo esto es tan simple que parece mentira que nadie la quiera ver y esa solución pasa por la ayuda en sus países de origen. Los gobiernos europeos tendrían que invertir mucho menos dinero si la ayuda se diera en los países de origen, en lugar de darse en los países europeos. Parece que eso es algo que nadie quiere ver o que no interesa.