Síguenos en Facebook

En el día de ayer, el jugador de baloncesto, Pau Gasol, anunciaba a través de su cuenta de Twitter su despedida de los Portland Trail Blazers debido a una lesión de la que no se ha recuperado. Pues bien, esto para Pedro Sánchez tiene mucha más importancia que decir una sola palabra acerca de la sentencia de los ERE.

Continúa la tomadura de pelo del presidente del gobierno a todos los españoles. Una tomadura de pelo que no se acaba nunca. Una tomadura de pelo de este “Rey Sol” que no se digna a contarnos ni sus decisiones, ni su parecer acerca de una sentencia por la que se nos ha robado a todos nosotros, al menos, 680 millones de euros.

Así funciona este presidente, así funciona este tipo que cree estar por enc¡ma del bien y del mal y que cree estar siempre a la altura a la que viaja en el Falcon con respecto a nosotros. No nos respeta, no tiene vergüenza alguna, no cree que seamos dignos de recibir ninguna explicación por parte de “su persona” porque nos considera como seres inferiores cuya única función es ver, oír y pagar.

Las elecciones se han celebrado hace poco más de diez días. Entonces sí. Entonces llamaba continuamente a nuestra puerta, entonces nos invitaba a que fuéramos a sus actos y a que nos tragáramos sus discursos por televisión, por redes sociales o por la radio, por donde fuera. Pero ahora, y tras una sentencia tan escandalosa -aunque demasiado benévola-, no dice “esta boca es mía”.

Y lo peor es que cuenta con apoyos para funcionar así. Cuenta con el apoyo de su partido, con el apoyo de una buena parte de los medios de comunicación y, lo que es peor, con el apoyo de mucho militante alelado y totalmente forofo. Este es Pedro Sánchez y, señores, así es el personaje que preside el gobierno. ¿No quieres café? Pues toma, tres tazas.