acuerdo

En el día de ayer, cuando se anunció ese acuerdo “express” para formar un gran gobierno de coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias yo fui el primero que me eché las manos a la cabeza y expresé mis críticas con un artículo y a través de las redes sociales. Aún así, me extrañaba tanto el descaro cobarde de Pedro Sánchez como el de Pablo Iglesias y que no se hubieran tomado la molestia de disimular durante unos días, después de que en horas resolvieran lo que fueron incapaces de resolver entre los meses de abril y septiembre.

Pero todo mi enfado monumental por ese acuerdo cambió y se convirtió en un enfado monumental por otro motivo, por la enésima mentira y la enésima tomadura de pelo que estamos sufriendo todos los españoles. Y ese cambio llegó cuando leí un mensaje por Twitter de Cayetana Álvarez de Toledo.

Cayetana escribió lo siguiente en Twitter: “Ante el desafío insurreccional, ante la crisis económica, ante la amenaza de un Gobierno con Podemos avalado por los sediciosos, reitero lo que he dicho ante el Comité Ejecutivo de mi partido: Los españoles se merecen un Gobierno de Concentración Constitucional“.

Fue en ese momento cuando pensé que era todo muy raro. Álvarez de Toledo no escribe ese tuit sin hablarlo con nadie, para escribir ese tuit lo ha tenido que hablar con la dirección del PP. Tenemos que tener en cuenta tres cosas: La primera es que Pedro Sánchez es muy mentiroso y muy traidor, no tiene inconveniente alguno en mentir con el mayor de los descaros y a costa de quien sea, en este caso Pablo Iglesias.

En segundo lugar, Pablo Iglesias no es más que un pobre ansioso que busca tocar poder como sea, observen como se abraza con Sánchez, casi se le come. Lleva meses diciéndole a Sánchez que acordarán lo que haga falta y, a pesar de la imagen que nos haya querido dar después de las elecciones, está muy tocado porque cada vez que hay elecciones, Podemos pierde votantes, aunque en esta últimas haya conseguido salvar los muebles. Es decir, Pablo Iglesias es el pringado de turno que está siendo utilizado por Sánchez.

En tercer y último lugar está el PP. Cuando Sánchez anuncia un acuerdo como el que anunció ayer, significa que va ponerse en manos, no solo de los comunistas de Podemos, también lo va a hacer con los separatistas, proetarras y demás escoria que ha conseguido escaño en el Congreso. El PP ha dicho toda la campaña que con Sánchez en el PSOE no va a haber nunca acuerdo entre ellos.

Todo lo que sucedió ayer, bajo mi punto de vista, no fue más que una representación para forzar un apoyo del PP a un gobierno de Sánchez, sea el que sea, y que el PP lo pueda justificar ante sus votantes. Es más, si leen las respuestas que Álvarez de Toledo recibe a su tuit, son en su mayor parte positivas, de apoyo a ese acuerdo.

Pedro Sánchez es malo, es evidente, pero tonto no tiene que ser. Y su fórmula para conseguir estos apoyos es perfecta porque, de tener yo razón con mis apreciaciones, va a conseguir el apoyo de todos los que hace tan solo unos días no estaban de acuerdo con un posible acuerdo en PP y PSOE, los mismos que criticarían a Casado antes, le alabarán hoy por llegar a un acuerdo con Sánchez en estos momentos.

Es una hipótesis. Lo mío es opinión. Una opinión arriesgada porque el paso del tiempo me puede quitar la razón y que definitivamente se produzca este increíble acuerdo con comunistas, aunque lo dudo. De tener yo razón en mi apreciación, nos vamos a encontrar con un Sánchez mentiroso y maquiavélico y con un Pablo Iglesias absolutamente pringado que habría hecho el ridículo debido a sus enfermizas ansias de poder.

El tiempo nos dirá si tengo razón o no.

1 Comentario

Comments are closed.