La Unión de Cuerpos Policiales de España (UCPE) ha solicitado al director general de la Policía que se condecore a todos los agentes heridos en Cataluña. En especial, pide que  sean concedidas la cruz de plata o con distintivo rojo a una serie de agentes, que resultaron heridos de gravedad durante las intervenciones en Cataluña. También recuerda que algunos policías que sufrieron lesiones importantes en acto de servicio se quedaron fuera de las medallas en octubre. Estos agentes deben ser condecorados en la convocatoria extraordinaria, que suele celebrarse en diciembre y en la que deben otorgarse las medallas a todos aquellos que no fueron condecorados en la convocatoria ordinaria tanto por la reducción de medallas policiales como por otras intervenciones destacadas.

Dentro de este grupo de agentes, destacan por su gravedad los heridos en Cataluña I. A., policía de Vigo que sufrió un traumatismo craneoencefálico grave al caerle un objeto contundente en la cabeza y después padeció numerosas complicaciones, que esta propuesto actualmente para el galardón de Vigués distinguido; su compañero A. H., policía con base en la Coruña que sufre lesiones graves en uno de sus brazos, donde se le quedará una cicatriz para el resto de sus días tras una operación; así como el compañero de los Mossos que sufrió una fractura en una de sus piernas al caerse de un vehículo Policía. Todos ellos heridos en los incidentes de Cataluña.

La UCPE quieren destacar también a los agentes que se quedaron fuera en la convocatoria ordinaria por la reducción de condecoraciones rojas, J. T., subinspector de Murcia que sufrió graves quemaduras en las manos manipulando un artefacto explosivo; J. C. M., policía de Jaén que, durante una huelga, fue objeto de lesiones de las que tuvo que ser intervenido del peroné de forma urgente; A. H., policía de Sevilla que sufre una epilepsia crónica y varias lesiones graves anexas, después de que fuera agredido en la cabeza mientras realizaba servicio de seguridad ciudadana; y J. M., agente de El Puerto de Santa María (Cádiz) que padece lesiones crónicas en los ojos al mantener un enfrentamiento armado.

Todos ellos cumplen los requisitos que marca la Ley para ser condecorados con la cruz de plata o con distintivo rojo, como es el hecho de resultar herido de gravedad durante el servicio o con ocasión de él.

La UCPE también quiere felicitar a todos los agentes que participaron en el operativo de Seguridad desplegados en Cataluña, muchos de ellos prestando servicio en estos momentos lejos de sus familias, así como a todos los compañeros de todos los cuerpos que prestan servicio en defensa de la Seguridad Ciudadana y defienden los derechos constitucionales a diario en España.

Esperamos que todos ellos sean condecorados en diciembre, cumpliendo la Ley y la promesa que la DGP le hizo a las principales fuerzas sindicales, imponiéndoles la condecoración que se merecen como acto de justicia, por velar por la defensa de los ciudadanos y conservar el orden público.