política

Quisiera dejar claro lo que a continuación expongo, no porque haya ganado la izquierda, llamase -el partido de la rosa- puesto que ningún otro partido del ala izquierda ha sucumbido ante los votos y escaños del PP y VOX. Por ello, este veredicto que ha salido de las últimas elecciones, hay que atacarlas y como muy demócrata que soy, las doy por buenas, aunque al decir de todos hay que darle la bienvenida al equipo de la esperanza, a los verdes de VOX.

Díganme, ¿Qué hubiese pasado si VOX, hubiera salido con los votos necesarios para sacar un Gobierno para los cuatro próximos años? Que le hubiesen dicho a la señora de Abascal, después de haber leído un mensaje, donde supuestamente las feministas, los “progresistas” esos que se les llena la bocaza de esa palabra tan afinada y hueca, de los descamisados y enmarañados personajes de la izquierda más exacerbada con una locura fuera de lugar. En ese mensaje le han dicho a la señora de Abascal lo siguiente: “ojalá violen a tus hijos, puta, guarra, gora ETA…” estos son algunos de los mensajes que ha recibido esta señora.

¿Este es el respeto que estos “progresistas” tiene por los demás? Insultando con palabras inequívocas de que se llegue a darle trato de un desprecio y ultraje, donde posiblemente haya que darle otro tratamiento por parte de la justicia ante este hecho claro de xenofobia y un odio desmedido y gratuito de los llamados “progresistas”.

Como muy bien dice Sobrevive en este periódico: ”En estos momentos los enemigos de la izquierda somos los hombres blancos y heterosexuales, los empresarios y autónomos, los taurinos, los omnívoros, los amantes de la caza y la pesca, los agricultores y todos los votantes y simpatizantes de Vox, el PP también tiene lo suyo, aunque de una forma algo más moderada”. A este párrafo, yo le añado también a los hombres de la calle, a personas honradas, de bien, incluso a los que votan y a los que no votan.

No es de extrañar que estos slogans de gora ETA, sea preludio de una sinrazón estudiada y acomodada de algunos sectores de esa izquierda de odio lógica que tuvimos hace años proveniente de las provincias vascas. La verdad sea dicha, esto es solamente la obertura de salida de una obra sinfónica que se está ensayando bajo los umbrales de personajillos llenos de oído a las personas que no, piensan como ellos, los moralistas de desecho que están siempre a verlas venir y vengan de donde vengan.

Este hecho, el de esta frase desafortunada a una familia, no a una familia, sino a todos los asociados y simpatizantes de VOX por un “valiente” que escondido fanfarronea tras las bambalinas de ese teatro infernal que desea esta izquierda tan “progresista”, donde actores metidos entre tinieblas echan exabruptos deliberados y mal intencionados. Siguiendo bajo la nomenclatura del libro de las paremias y refranes, he escogido una frase que dice “INJURIAM ODIUM SEQUITUR “(drae,10 edición, 1852) el odio sigue a la injuria.