debate

Son las 0h 53 m del martes 5 de noviembre, cuando ha terminado el “Debate intergaláctico a 5”, descubridor de las verdades políticas que nos ofrecen los cinco partidos más importantes de la democracia española, en el que todos teníamos puestas esperanzas, pero nos ha dado de cruces con la realidad. No ha servido de nada a los españoles, solo para cabrearse más de lo que estamos.

Antes de detenerme en el debate, por su importancia quiero fijarme en algo que no debe pasar desapercibido y que ocurrió ayer también, porque debe tener influencia en el futuro de España y en comportamientos del gobierno.

Concretamente ayer, fecha en la que la institución más importante de España, La Corona, presentaba en sociedad a la Princesa Leonor en Cataluña, para entregar los Premios correspondientes a la Princesa de Gerona, resulta que desde el gobierno, se permite que algo más de 500 elementos cuasi niños del independentismo, monten su juerga supremacista y de insulto a los valores constitucionales, a la entrada del pabellón donde se celebraban los premios. Lo peor no es eso, sino que se han permitido el lujo de insultar, escupir y humillar a una autoridad municipal como Josep Bou, que con gran dignidad de concejal y de miembro del Partido Popular de Cataluña, ha aguantado estoicamente toda esa vejación que algunos han permitido que sufra, sin poner remedio para evitarlo.

Lo mismo le ha ocurrido a otro de los invitados, un importante  empresario del sector del calzado, quien a la entrada, recibió un puñetazo en la cara porque sí y allí no ha pasado nada.Sinceramente, uno ya no sabe si está en un estado de derecho, si puede sentirse protegido por un gobierno al que paga impuestos o si las fuerzas de seguridad están de adorno, porque el presidente del gobierno, puede necesitar a los independentistas para seguir en Moncloa y no quiere hacer pupa a los cachorros del independentismo, por si se enfadan con Sánchez y no le votan.

Solo decir que, como ciudadano, me he sentido humillado, desprotegidos y enfadado porque no tengo garantía de libertad en mi país, por lo que pasa en esa parte de España y me angustia, que quien nos gobierna, no sea capaz de preservar a La Corona y lo que representa de las “juergas macarras independentistas”.

Volviendo al debate, honestamente me siento estafado, porque en todo sistema democrático un debate es una confrontar ideas y como tal, no ha servido para nada, salvo para evidenciar que allí no se ha hablado de la realidad española. Nos han robado un debate a dos entre los partidos más votados de los bloques de izquierda y derecha, para ver quién está capacitado para gobernar y nos han ofrecido un espectáculo dantesco.

Hemos visto a un presidente del gobierno altanero, cínico, en su linea de poco fiable y que recibirá la bronca de sus asesores, porque no mira a la cara cuando habla.

Sus propuestas no son creíbles en casi ninguna de las materias y solo demuestra que quiere poder a toda costa, pero que España le importa un carajo.

En cuanto al resto de candidatos, por si fuera ya un cachondeo que horas antes del debate, Rivera nos presentara a un perro de lanas como su arma secreta, en el inicio, nos enseñó un adoquín de su Barcelona del alma de los días de los graves incidentes, dando a entender que su actitud, posición es a la desesperada de quien ganando en Cataluña aspiraba a todo, quedándose en la nada que vaticinan las encuestas y que le pueden apartar de la vida política, por muerte electoral.

Iglesias y Abascal, a lo suyo como comparsas excesivas de formaciones bisagra de los dos bloques que dicen lo que quieren porque pueden hacerlo, sobre todo porque saben que ni van a gobernar ni se les piden responsabilidades por lo que proponen, porque si para Iglesias Ana Botín, la CEOE y una conspiración de los poderes oscuros del mundo le han impedido ser vicepresidente, aunque en un momento dado llegó a hablar de “mamadas”. ¿A que se refería?

Abascal debería de saber, aunque lo hizo bien para vender su mercancía, que si pide ilegalizar quienes van contra la Constitución, luego no puede proponer cosas que van contra ella o que “acojonan” a la gente, porque no es serio y no son aceptables ni legales.

He dejado conscientemente a Pablo Casado para el ultimo, porque es evidente que es el único que nos puede salvar de la “quema”, de esta bendita España, pero además de que está preparado y es capaz, le diría que mande a paseo a sus asesores y que le dejen ser el mismo. Tener un poco de carácter en un debate, no es perder la moderación y ayer tenia que haber dado algún serio puñetazo en el atril.

En definitiva si empecé preocupado el debate por lo que vi que pasaba en Cataluña y sobre todo con la libertad y La Corona, cuando acabó el debate, me sentí estafado porque en vez de un debate para conocer programas, me pusieron a tres invitados que me impedían confrontar si Sánchez va a seguir, si Casado le va a dar un repaso o como digo a mis amigos en broma “cojo una patera y cruzo el estrecho a Marruecos”, aunque lo tengo claro. Me quedo aquí “por todo lo que nos une”.

1 Comentario

  1. El tema de Barcelona………..sin comentarios. No es que sean independentistas o reclamen competencias, no, Es que son unos “salvajes” sin preparación, ni vergüenza, como ocurre con un presidente de gobierno que no sabe ni le interesa saber que está al frente de una nación con la mejor historia del mundo.
    En cuanto al debate, está claro que Sánchez volvió a bajar en escaños. En cuanto a los demás, coincido plenamente con su exposición y…….si a Casado, le dejaran en paz los que deberían dedicarse a los programas del corazón, quizás podríamos tener uno de los mejores presidentes que ha tenido España por su preparación, como ninguno, y su saber estar.

Comments are closed.