Sigue la manipulación con el lenguaje

En España vivimos instalados en una auténtica dictadura “progre” por parte de los defensores del globalismo que, hoy por hoy, son mayoría en los grandes medios de manipulación. Tenía razón Donald Trump cuando dijo en un magnífico discurso en la ONU que había que defender el patriotismo y luchar contra el globalismo. En España hay muchos de esos contra los que luchar, uno de ellos es Julia Otero.

Otero es una periodista completamente servil con el sistema desde hace muchos años llegando a un extremo, en los últimos años, en el que ya está instalada, también, en el servilismo con la manipulación del lenguaje. Como publicamos en el día de ayer, Javier Ortega Smith atacó a Aitor Esteban del PNV en el debate de La Sexta, diciéndole muchas cosas que se le deberían haber dicho hace mucho tiempo a ese partido traidor y sectario que fundo hace mucho tiempo un indeseable como Sabino Arana.

Como la limitación de Julia Otero es más que evidente, simplemente usó una de las palabras de moda para defender al PNV y atacar a VOX demostrando que no da para más. “Fascismo. El 10N nos la jugamos“, eso es lo que dijo Julia Otero para quedarse después tan ancha. Hace mucho tiempo que la gente no tiene ni puñetera idea de los orígenes del fascimo, de lo que es, y se rige solamente por lo que lee o escucha a impresentables como Julia Otero. El día que se enteren que el fascismo es de izquierdas y que, al igual que el nazismo, viene del socialismo, a lo mejor les da algo y se les licúa directamente el cerebro.

Pero por otro lado, “Julia es la monda” tiene razón. La gente como Julia Otero se la juega, evidentemente que sí. Porque el día que la gente despierte, reaccione y, sobre todo se de cuenta de que en España no existe una lucha de derechas contra las izquierdas, sino una lucha de los patriotas contra los que quieren acabar con nuestra nación, a lo mejor a las Otero y compañía se les acaba el chollo y acaban donde tienen que acabar, que es en la cola del paro. Cierto, Otero, el 10 de noviembre te la juegas, te juegas el chollo de seguir viviendo como una reina de la ignorancia de la gente.