Parece que la presunta “activista” marroquí, Nadia Otmani, que ha tenido como loca a la izquierda toda esta semana ni es todo lo que parecía ser, ni mucho menos lo que la izquierda nos ha querido vender.

Y es que a medida que se va rascando en su pasado las cosas empiezan a encajar mejor y ya vamos empezando a entender todos el motivo de su cabreo con Vox y, sobre todo, esos nervios que le impedían hablar a Javier Ortega Smith como una persona normal y no como una histérica. Y es que, al parecer, a Otmani lo que le molesta de verdad no es proteger a las mujeres maltratadas… marroquíes, lo que le verdad le molesta es poner en riesgo una subvenciones que, en algún caso como el que nos ocupa, ni siquiera cumplía con los requisitos exigidos por la Ley.

Desde que el pasado día 26 saltara a la palestra su acoso a Ortega Smith han ido apareciendo informaciones y más informaciones que, la verdad, no dejan en demasiado buen lugar el activismo de Otmani y sí su avaricia. Si ya es poco comprensible que una persona normal llegue a España y monte un laboratorio de droga, por el que fue detenida, es menos comprensible, todavía, que a partir de entonces haya hecho de la subvención un negocio y una forma de vida.

Pero a lo que vamos, entre las muchas informaciones que han aparecido de Otmani hoy nos hemos encontrado con esta publicada por el tuitero @Pablo_Perez_VOX, que es Concejal de Juventud y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Majadahonda por Vox. Y tras esta información que ha colgado en su cuenta de Twitter no tenemos más remedio que preguntarnos de nuevo si la izquierda no tenía a alguien mejor para acosar a un político de Vox y reventar un acto. Es que no saben ni siquiera manipular y eligen a una que lo que debería haber hecho es estar más calladita porque anda que…

1 Comentario

  1. Si eres invasor, no tienes obligación de nada. Y puedes estafar a los españoles como te plazca.
    Siempre habrá- además- un “Garzón” para una buena prevaricación.
    ¿La culpa la tiene el invasor? La culpa la tiene el “español” infame que roba el pan de su hijos parar dárselo al invasor. Eso, es tan anti-natural que no lo hace ningún animal.
    La invasión es la destrución de la civilización occidental y por ende de la cultura cristiana. Es la mejor y más terrorífica arma de destrucción.
    VOX es tan de exrtrema necesidad. Mucho más que un tratamiento contra un cáncer. Porque España está en metástasis. Y lo grave es que no lo sabe.

Comments are closed.