ELA

Triste, es muy triste que una persona tenga que llegar a esta situación. No queremos ni imaginar lo que estará pasando Jordi Sabaté, este joven barcelonés de 35 años enfermo de ELA que como dice en su descripción de su cuenta de Twitter ahora lucha por vivir. Y esa lucha por vivir le ha llevado a estar harto del ‘procés’. Y de esta manera lo expresa en su cuenta de esa red social:

«Soy de Barcelona, tengo 35 años y tengo ELA, una enfermedad terminal sin cura ni tratamiento, y parece que el único problema que hay en Catalunya sea la independencia. Estoy harto. El “procés” nos está abandonando. Quiero un gobierno que se encargue en ayudar a las personas».

Un mensaje que debería remover conciencias, que debería dar que pensar y que a los dirigentes separatistas, los que controlan la Generalidad de Cataluña, se planteen muchas cosas. Porque como bien dice Jordi Sabaté parece que el único problema que hay en Cataluña es el de la independencia, y no es así, porque los catalanes tienen problemas reales, problemas de verdad, muy alejados de ese cuento del ‘procés’ que han inventado algunos para vivir a su costa.

Hay muchos catalanes en el paro, muchos que no llegan a fin de mes y otros muchos, como Jordi Sabaté, que sufren graves enfermedades y a los que no se les echa cuentas, porque el separatismo lo acapara todo.

Ojalá todo cambie, ojalá la Generalidad de Cataluña se dé cuenta que están ahí para mejorar la vida de la gente y ayudarla, como deberían hacer con este joven enfermo de ELA. Desgracidamente su enfermedad no tiene cura, pero la administración pública seguramente podría hacer mucho por ayudarle y facilitarle las cosas, siempre y cuando, claro está, estuvieran mirando a los catalanes y dejaran de poner sus esfuerzos en algo tan inútil como el separatismo. Algo que, desgraciadamente, no va a pasar, porque para el separatismo los problemas reales de los catalanes no existen, porque todo es para el ‘procés’.