PSOE

Quien iba a decir hace unos años que aquel partido que gobernaba España, llamado PSOE, que le tocó ir a cientos de funerales y entierros, de Guardias Civiles, de Policías nacionales asesinados por la banda asesina ETA a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, abrazando a viudas, huérfanos a compañeros de esos policías y Guardias civiles. A día de hoy esté más cerca de aquellos que los asesinaban que de esos dos cuerpos policiales que enterraban a sus compañeros.

Es increíble, alucinante, como uno de los dos grandes partidos políticos de España como es el PSOE que ha gobernado muchos años este país, hoy este claudicando, mejor dicho de rodillas hacia aquellos que llaman gudaris (guerreros) a los etarras, que siguen a día de hoy  sin condenar los asesinatos de ETA de estos últimos  40 años, gobiernen con ellos, o apoyen mociones  contra  las Fuerzas de seguridad del Estado como está ocurriendo en Navarra estas semanas.

No solo en Navarra ocurre desgraciadamente estos hechos, también en Cataluña donde hace un par de años los independentistas catalanes perpetraron un golpe de Estado que ha acabado radicalizando esta Comunidad Española, llegando a cometerse  gravísimos incidentes, como los ocurridos estas últimas semanas protestando contra  la sentencia del Golpe de Estado contra España, donde hemos visto como jóvenes ultra nacionalistas, bien preparados, educados posiblemente  por sus compañeros en la sombra, los abertzales  vascos, los batasunos, dado a que las formas actuar contra la policía eran muy similares  a lo que ocurría en Navarra y País vasco hace no muchos años.

Pues bien, también ahí el PSOE ha claudicado y se ha puesto de rodillas frente a los partidos políticos ultras independentistas que alentaban públicamente a la “kale borroka” catalana para que destruyesen la ciudad y atacasen con gran violencia a la policía autónoma catalana y a la Policía Nacional. Y así fue, los cachorros de Torra, de ERC y de plataformas independentistas acataron órdenes y dejaron heridos, varios de ellos de gravedad a miembros de esos  cuerpos policiales, una auténtica vergüenza que ocurra esto en un país democrático,  y más vergonzoso todavía es que el partido político que gobierna España en vez de hacer algo contra esos violentos, salga una ministra de dicho gobierno socialista diciendo que dado los incidentes que han ocurrido en Barcelona van a tomar medidas, quitando la comisaria principal del centro de Barcelona a otro lugar de dicha ciudad.

Manda narices, en vez de actuar contra los violentos alejan a la policía Nacional que son los que están a “pie de cañón” en la calle trabajando, poniendo orden, jugándose la vida para que los ultras independentistas catalanes no consigan destruir la ciudad. El gobierno socialista de Pedro Sanchez en vez de darles las gracias, les quiere dar una patada en el trasero, expulsándolos del centro y dejándoles caer que los problemáticos son los policías nacionales, una auténtica vergüenza. Es increíble que un partido político de Estado como ha sido el PSOE este igual de radicalizado o más que esos partidos políticos independentistas que quieren destruir España.

Mientras voy escribiendo este articulo me estoy acordando de los policías nacionales que ETA asesino en Sangüesa, del Guardia Civil que ETA mato en Leiza y de otros tantos que ETA asesino en Navarra y en el resto de España, que dieron su vida por la libertad, por nuestro país y que ahora el mayor peligro que les acecha es el gobierno que actualmente gobierna por desgracia España. Las fuerzas de Seguridad del Estado, junto al ejército y la Monarquía son las instituciones democráticas mejor valoradas por los españoles según una encuesta realizada el pasado año. Y también están entre los primeros puestos del ranking de mejores policías del mundo.

Eso tiene y debe dar de pensar a este gobierno socialista que lo que tiene que hacer es respetarlos y cuidarlos y no expulsarlos y arrinconarlos de estas dos comunidades españolas.

Termino este artículo desde mi rincón de este periódico llamado el Diestro, dando las gracias a la Guardia Civil a la Policía Nacional que en Navarra como en el resto de España han hecho y siguen haciendo una grandísima labor por nuestra libertad y por nuestro país.