Vox acaba de emitir un comunicado en el que se indica que prohíbe la entrada a cualquiera de sus actos privados o con simpatizantes a trabajadores del grupo PRISA. Y todo ello es debido a un editorial publicado por ‘El País’ en el que se vierten graves acusaciones contra el partido de Santiago Abascal, con graves calificativos y en el que se pide la exclusión de Vox de debates y de actos electorales como el del debate entre los 5 candidatos del pasado Lunes.

El editorial de ‘El País’ dice de Vox cosas tan graves como estas:

Los líderes políticos que participaron el pasado lunes en el debate electoral organizado por la Academia de Televisión evitaron a lo largo de la emisión interpelar al representante de Vox, Santiago Abascal, pese a que en la mayor parte de sus intervenciones deslizó afirmaciones falsas y estableció disyuntivas falaces, dejando al descubierto su ideario incompatible con los valores constitucionales. Sorprende que el cordón sanitario púdicamente establecido en torno a la ultraderecha por el Partido Popular y Ciudadanos solo tenga vigencia por una noche y en presencia de las cámaras, no en cada una de las numerosas ocasiones en que sus votos han resultado necesarios para conformar mayorías en municipios y autonomías“.

De igual manera, los evidentes cálculos tácticos de los candidatos del Partido Socialista y de Unidas Podemos no les eximían de rechazar afirmaciones extremadamente graves, destinadas a justificar la xenofobia o a criminalizar a adversarios políticos que, a diferencia de Vox, no profieren amenazas contra el orden constitucional ni desprecian ni ridiculizan sus valores.

La presencia de una fuerza como Vox en un debate electoral en el que se dirimía el inmediato futuro político de España, así como la escalofriante naturalidad con la que los argumentos xenófobos e intolerantes de su líder se codearon impunemente con los del resto de los partidos, debería encender sin más demora todas las alarmas”.

Es decir, quieren que se practique un cordón sanitario con Vox, quieren, además, que se le excluya de debates electorales calificándolos, también, de “xenófobos e intolerantes“, ¿y ahora les sorprende que Vox prohiba a trabajadores del grupo PRISa entrar en sus actos bajo la excusa de la libertad de prensa y de opinión?

Si son precisamente ellos los que han demostrado en infinidad de ocasiones, el editorial contra Vox es la última, que no respetan la libertad de prensa y opinión. Si son ellos los que practican vergonzosamente y de una forma descarada todo lo que achacan a Vox. ¿Ahora les sorprende que no les dejen entrar en los actos? Lo que nos sorprende a nosotros es que, siendo en ‘El País’ tan mentirosos y sectarios les hayan dejado entrar alguna vez.

Normalmente enlazamos los artículos que aquí mencionamos con el artículo original, en este caso no lo vamos a hacer.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.