Bochornoso e inadmisible

Hay un vergonzoso mantra instalado en la izquierda española por el que históricamente se blanquean cierto tipo de dictaduras, las dictaduras gobernadas por la extrema izquierda que, por cierto, son casi todas.

Debido a ello, por ejemplo, es posible que el gobierno estadounidense imponga a España alguna sanción por las relaciones que nuestro gobierno tiene con ese dictador repugnante llamado Nicolás Maduro.

Pero es que este lamentable asunto no solo se queda ahí. Ahora, el Presidente del Gobierno en funciones da un lamentable y vergonzoso paso más. Obliga a realizar a los Reyes de España un viaje oficial a Cuba, a una dictadura comunista que no se acaba nunca y lo hace en un momento en el que, además, la oposición cubana está siendo especialmente reprimida por la dictadura de Raúl Castro.

Pero por si esto no fuera suficientemente bochornoso para los Reyes, además en esa visita no va a haber ningún tipo de reunión ni de contacto con la oposición al régimen castrista. Es decir, les obligan a viajar allí a blanquear a un régimen asqueroso y además les obligan a ceder a sus pretensiones de impedirles verse con la oposición.

Y todo ello por lo que decíamos anteriormente, ese repugnante mantra de la extrema izquierda que siempre pretende blanquear las dictaduras y las atrocidades cometidas por la extrema izquierda a nivel mundial. Los Reyes, a pesar de sus obligaciones constitucionales, deberían haber puesto freno a esa visita, aunque hubiera sido con cualquier excusa por muy peregrina que fuera.

Ahora, todos los españoles tenemos que asistir al lamentable espectáculo de ver a nuestro Jefe del Estado estrechar la mano de un miserable dictador como Raúl Castro en ese vil intento de blanquear esa dictadura a nivel internacional. Sánchez, y también Borrell, como siempre haciendo el ridículo por el mundo y poniendo, no solo a los Reyes, también a España a los pies de los caballos.