Risto Mejide

Circulaba un un vídeo en 2017 por redes sociales en el que el presentador de televisión, Risto Mejide, tenía problemas con el servicio que le estaba dando un taxista. Al parecer el presentador tenía problemas para que el taxista le diera el libro de reclamaciones y, al parecer, el motivo de la reclamación no era otro más que el taxista se negaba a apagar la radio. Es cierto que todos queremos que cualquier servicio que se nos de sea educado, correcto y adecuado a lo que estamos contratando, pero no es menos cierto que existen muchas vías legales para reclamar cuando el servicio que se da no es el adecuado.

Pero una cosa es quejarse por un mal servicio, sea cual sea ese mal servicio, y otra cosa muy diferente es someter a la persona que te ofrece el servicio, en este caso un taxista, al escarnio público de sacar su cara sin su permiso, dar los datos de la matrícula y licencia de su taxi y posteriormente humillarle, tal y como hizo Mejide, diciéndole al taxista: “salude, salude”.

Risto Mejide taxista

Desconocemos cómo acabaría la cosa, pero lo que quedó claro en aquel vídeo fue el grave error cometido por Mejide quien quedó como un prepotente endiosado en su propio vídeo. Estamos seguros que la intención de Mejide publicando ese vídeo era otra, pero, visto lo visto, le ha salido el tiro por la culata. Quien mejor queda en el vídeo es el taxista al que pretendía humillar. Parece mentira la chulería y prepotencia que se gasta esta gente que se creen dioses por salir por televisión.

1 Comentario

  1. Hablando claramente: RISCO MEJIDE es un mierda, y se comporta como tal.

    Si hay un gremio formado por personas honradas, decentes, trabajadoras y ahorradores, ES EL DE LOS TAXISTAS, hacia los cuales va todo mi respeto, afecto y consideración.

    No ofende quien quiere, sino quien puede: Y LOS MIERDAS NO PUEDEN OFENDER A NADIE, aunque lo intenten…

Comments are closed.