Elisa Beni es un personaje habitual en muchos de los debates que se celebran en televisión y eso es algo que nos deja directamente alucinados. Porque una cosa es llevar a quien se quiera a una televisión a debatir, faltaría más, y otra muy distinta es llevar a una persona que directamente se pone histérica debatiendo y que lo hace gritando, sin poner ningún dato encima de la mesa y pretendiendo imponer su razón por medio del grito.

Y el caso de Beni es tan exagerado en el sentido que hemos citado anteriormente que hasta programas tan sectarios como el de ‘La Sexta Noche’, cuyo presentador fue cazado “in fraganti” manipulando en las redes sociales, debería plantearse muy seriamente contar con un personaje como ella porque con su sola presencia se lleva por delante la casi nula credibilidad que tienen, que es prácticamente cero.

Para muestra de esto que decimos solo hacen falta dos botones de la Beni. Los dos debatiendo en el programa de ‘La Sexta Noche’ y los dos se han dado en el programa del pasado sábado. En uno de ellos, mientras decía por un lado que todo el mundo sabía los datos de temporalidad del empleo en España, por el otro decía que no tenía por qué saberlos. Contradicción en estado puro.

Pero el otro es todavía peor porque miente de una forma descarada. Nos cuenta que Vox ha dicho claramente que quiere acabar con las pensiones y eso es algo que es completamente falso e ilógico. Y es falso porque eso no es algo que el partido de Abascal haya dicho nunca pero por otro lado es ilógico porque no tendría sentido que lo dijeran, ¿quien les iba a votar si dijeran algo así.

Pero a Beni todo eso le da igual porque, ¿para qué va a dejar de mentir yéndole tan bien como le va haciéndolo?