Manuela Carmena fue la “estrella invitada” al mitin de final de campaña del nuevo partido de Íñigo Errejón, Más País. El partido de Errejón es ese partido que quiere disimular que son comunistas y para intentar colarnos eso lo llaman así porque, en el fondo, son incapaces de pronunciar la palabra España, les sale urticaria.

Pero el caso es que en ese mitin en el que participó Carmena parece ser que quería darle una sorpresa desagradable a Errejón y demostrarle que de un verdadero comunista no te tienes que fiar nunca, ni siquiera del que dice ser tu amigo. Y no se le ocurre otra cosa a Carmena que en pleno mitin de ese partido alabar a Irene Montero, la esposa del gran “amigo” de Errejón.

Y Carmena lo hizo diciendo lo siguiente sobre Irene Montero y su participación en el debate de los candidatos, “estuvo muy hábil, muy consciente del papel de la izquierda, porque les dijo: ‘Señores, si ustedes quieren que todo lo hagan los demás y la iniciativa privada, y que lo hagan las empresas, ¿para qué quieren ustedes estar en el gobierno? ¿para qué quieren ustedes hacer política?’. Me pareció una frase muy acertada y quiero citarla aquí ahora“.

Pero no solo se quedó en eso, también añadió que “es importante que todo el progreso se sienta hermano, que toda la izquierda se sienta hermana, que se sienta que tenemos los mismos objetivos y que no se deje engañar con dimes y diretes“.

Imaginamos que Errejón se quedaría “encantado” con las palabras de Carmena en ese mitin. Debe ser que a la ex-alcaldesa de Madrid se le ha pasado el “furor” del nuevo partido de Errejón y teme no conseguir sus objetivos por eso hace un guiño de nuevo a Podemos. Uy Carmena, qué mal. Cómo se te ha visto el plumero.