Amancio

Ante todo, pido perdón a Amancio Ortega por querer, y lo digo por mi atrevimiento en el enunciado de este escrito, dándole igualdad entre estas dos notoriedades. A Carrillo por sus crímenes, desmanes con atrocidades cometidas en nuestra guerra civil. Y la segunda de parte del ilustre español Don Amancio Ortega, fundador y expresidente del grupo textil Inditex y de la marca de ropa Zara. Un español que todos los españoles de bien le conocen, les quedamos agradecidos y creo que España se le reconocerá dando empleo a más de 155.000 empleados y más de 7.000 establecimientos bajo las firmas de esta empresa.

Un benefactor que donó 20 millones de euros a Caritas, a nuestra sanidad pública ha donado aparatos modernos para detectar canceres de todo tipo y otros instrumentos quirúrgicos. Así mismo ha donado mamógrafos digitales y ha donado mucho dinero para la investigación del Cáncer.

La inversión de la Fundación Amancio Ortega está enmarcada en dos áreas de actuación: la educativa y la social. Las actividades del área educativa otorgando becas para cursar ESO en Canadá o Estados Unidos; a los profesores, por presentar proyectos innovadores, y apoyan la formación agrícola. En el año 2015, últimos datos actualizados por la entidad, el 89% del presupuesto en educación fue destinado a los programas de formación de Bachillerato. A lo largo del pasado año, la Fundación Amancio Ortega realizó donaciones por un importe de 370 millones de euros en todo el Estado. Esa partida se destinará a renovar la mitad de los equipos de radioterapia de los hospitales catalanes para renovar equipos de radioterapia. Una vez más pido perdón a ese buen hombre que es Amancio Ortega por el atrevimiento de querer testimoniarle con ese ser despreciable.

Y siguiendo escribiendo sobre este benefactor español al estado de España garrapateo en este escrito lo que le dijo el tío de la coleta a Pablo Motos en su programa de hace unos días refiriéndose a Amancio Ortega: “España no es una república bananera que dependa de que un señorito venga dando cosas” estas palabras las pronunció con una desvergüenza acorralada como siempre y a lo que nos tiene acostumbrados el aprovechado  señorito de Galapagar en donde vive en un  entorno natural y privilegiado en la sierra de Guadarrama de Madrid.

Pues bien, ahora resulta que este viernes pasado VOZ a solicitado en un pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas (Sevilla) cambiar la calle que tiene el nombre de Santiago Carrillo por la de Amancio Ortega. Esta propuesta ha sido rechazada por el PSOE y Adelante Dos Hermanas (la franquicia local de Podemos) votaron en contra, mientras que el PP y Ciudadanos (Cs) se negaron a apoyar la propuesta y optaron por abstenerse. De este modo, PP y Ciudadanos han dado su visto bueno para que la Ley de Memoria Histórica (yo digo, la memoria histérica)se aplique de forma trasversal, retirando los nombres de calles vinculados a un bando de la Guerra Civil, pero manteniendo los de Santiago Carrillo, que tuvo una responsabilidad política directa en la matanza de Paracuellos del Jarama, en la que fueron asesinadas más de 5.000 personas, entre ellas numerosos niños. Aquí no pasada nada; mejor dicho, pasan tantas cosas al mismo tiempo que es mejor decir que no pasa nada.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL