Una de las alegrías más grandes que se ha llevado la extrema izquierda hoy, no solo ha sido el acuerdo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, ha sido las consecuencias que ha traído ese acuerdo a la Bolsa que no es otro que la bajada del IBEX. La bajada ha sido del 0,87% y el desplome se ha producido en el mismo momento que se ha conocido el acuerdo entre el PSOE y Podemos.

Y una noticia como esta que, en un país normal, es una mala noticia, para mucha gente en España no lo es. El que una empresa pierda su valor repercute en la empresa, en la economía nacional pero también repercute en los empleados y accionistas de esa empresa, también en los pequeños accionistas que pueden ser, entre otros, gente trabajadora que han decidido invertir sus pequeños ahorros en una empresa grande y fiable.

Esa ha sido otra gran noticia para la extrema izquierda en el día de hoy. Debe ser que confían en que las grandes empresas vayan perdiendo su valor, poco a poco, y lo que dejen de pagar ellas al estado lo paguemos los ciudadanos normales. O quizás piensen que el trabajo lo genera Pablo Iglesias en su mansión de Galapagar contratando un par de jardineros y tres “nanys”.

Pero no, el empleo lo crean las empresas, grandes, pequeñas y medianas. ¿No les interesa que las empresas crezcan y creen empleo? A lo mejor es porque tienen intención de convertirse en emprendedores, aunque para eso hay que ser valiente, trabajador y un poco inteligente. Alguien que se alegra de malas noticias económicas muy inteligente no puede ser.

O a lo mejor, seguro que va a ser esto, es que esperan que gracias al acuerdo entre Pedro Sánchez tengan un salario por no hacer nada que cubramos el resto de los españoles para que ellos se pasen el día en casa tecleando en redes sociales las bondades del comunismo. Sí, va a ser eso, seguro que va a ser eso porque para funcionar así en la vida hay que ser muy vago, muy tonto y no tener principios. Entonces seguro que es por eso.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL