A pesar de que a nosotros la sentencia de los ERE nos parece demasiado blanda y, por tanto, injusta, lo que es evidente es que un presidente de una comunidad autónoma como la de Andalucía, miembro del PSOE para más señas, ha sido condenado a 6 años de cárcel por su implicación en este caso.

Como sucede siempre en este tipo de casos en los que el PSOE está implicado, Pedro Sánchez no ha dicho ni “esta boca es mía” y ha sido el ministro Ábalos, el del tercer cubata, el que se ha puesto delante de los medios de comunicación para dar unas explicaciones bochornosas sobre este asunto.

Y lo que podría haber hecho Ábalos es haberse ahorrado las explicaciones porque las que ha dado han sido una auténtica tomadura de pelo a todos los españoles, socialistas o no, porque estamos hablando del partido que gobierna en estos momentos España. Para empezar ha dicho que “no es un caso del PSOE, sino de antiguos responsables públicos de la Junta de Andalucía“.

Y para continuar riéndose de la gente que le paga ha dicho que “son hechos de la pasada década, es un caso que no afecta al actual Gobierno ni a la actual dirección del PSOE“.

Y más tonterías que no les vamos a relatar aquí porque sería dar bola a la tomadura de pelo del ministro y hasta en eso tiene que haber ciertos límites. Lo que está claro es que Ábalos se ha marcado un “Carmen Calvo” como cuando la ministra decía que una cosa era lo que dijera Pedro Sánchez secretario general del PSOE y otra muy distinta lo que dijera siendo presidente del Gobierno, pues esto es igual.

Está claro que en el PSOe no nos respetan ni un poco y nos toman el pelo todo lo que quieren y más porque, ténganlo muy claro señores, lo único que quiere el PSOe de todos nosotros es nuestro dinero.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL