Pedro Sánchez Felipe González

El sorprendente y rapidísimo pacto entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez solo ha gustado a sus acólitos y fieles seguidores, que cada vez tienen menos, y a los dos protagonistas del mismo.

Si hoy mismo publicábamos un artículo sobre el malestar que ese pacto había provocado en La Casa Real por lo que supone de usurpar funciones que solo le corresponden al Rey, ahora también aparecen críticas en el propio PSOE y, además, críticas de alguien que no es un militante cualquiera: de Felipe González.

Felipe González ha sido muy claro y ha visto algo que hemos visto todos: lo primero que han hecho ha sido repartirse los puestos porque en el fondo es lo único que les interesa. Así de tajante ha sido González: “No me gusta, algo que todos entenderán, que después de discutir tantas veces que lo primero que hay que hacer es ponerse de acuerdo en el programa, con las cosas más elementales, lo primero que sepamos es cómo se reparten los cargos, eso no me gusta, me parece que la casa se construye desde abajo, me parece que no se construye por el tejado“.

 

Ha destacado, además, que empezar por el reparto de cargos quizás “facilite las cosas para llegar a un acuerdo porque es “como darle un cargo a Juanito y así Juanito critica menos”. pero ha aseverado que hay que “tomarse en serio y de verdad cuáles son los parámetros por los que España estará en condiciones de asumir su papel y su crisis constitucional antes de que se convierta en una crisis de Estado“.

Estamos completamente de acuerdo con lo que ha dicho Felipe González porque tiene razón en lo que dice, aunque solo le vemos un pequeño problema: de los barros que él mismo generó y de los que es responsable, ahora nos vienen estos lodos. Que no se ponga tan estupendo tampoco que él es tan culpable de las cacicadas que está cometiendo Pedro Sánchez, como el propio Sánchez.

1 Comentario

  1. ¿Ya no recuerda Felipe Gonzalez cuando él pactaba en ayuntamientos y en la Comunidad con Herribatasuna-ETA?

Comments are closed.