Menuda panda de listos

Esta mañana muchos vallisoletanos han descubierto con gran tristeza que el monumento a Colón de su ciudad ha amanecido lleno de pintura roja debido al ataque que unos malnacidos miserables y cobardes han realizado contra él en la pasada madrugada.

El monumento, situado en la Plaza de Colón de Valladolid, fue realizado por el escultor Antonio Susillo en el año 1891 realizándose su fundición en los talleres parisinos de Thiebaut Freres. La base es de piedra granítica y las figuras superpuestas a ella se realizaron en bronce. La estructura de la base es de tronco de pirámide de cuatro lados, en cada uno de ellos figuran relieves con varios momentos de la vida de Colón:

  • Su visita al monasterio de La Rábida, donde busca apoyo de los monjes y respaldo en las camarillas de la corte, no por nada hablamos de los Reyes Católicos.
  • La partida de las naves desde el puerto de Palos.
  • Su llegada al continente, que no llevará su nombre
  • En el último relieve se recrea la acogida en los salones de los Reyes Católicos a su regreso con los objetos descubiertos.

Pues bien, los niñatos de un movimiento comunista conocido como Yesca, como son así de listos, han atacado un monumento artístico de la ciudad para realizar sus mezquinas protestas. Pero lo mejor es que, como son tan listos, lo primero que han hecho ha sido publicar un vídeo con su “hazaña” a través de su cuenta de Twitter para demostrar que, además de muy malotes y revolucionarios, son completamente tontos de baba.

Y la verdad, muchos nos alegramos de que sean tan completamente estúpidos. En primer lugar porque así quedan completamente retratados y en segundo lugar así facilitan las labores de la Policía para localizarlos. Esperamos que les caiga un multazo y un castigo de esos que hacen época. Ya verás que colitis más grande les va a entrar cuando los pillen.