ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Una noticia dramática

Tal y como publica ABC, un hombre ha sido encontrado muerto en una población cercana a Zaragoza. Se trata de José Antonio Delgado, informático de 54 años residente en Guecho (Vizcaya), quien se cree que, tras ser asaltado y golpeado brutalmente, fue enterrado vivo. Se sospecha que el hombre fue víctima de una banda que se había especializado en asaltar a hombres con los que se citaba una mujer que hacía las veces de cebo, a través de una conocida red social de contactos.

Según apuntan las primeras investigaciones, se cree que José Antonio fue enterrado vivo puesto que se ha encontrado tierra en sus pulmones. Tras las pesquisas realizadas por la Ertzaintza y por la Guardia Civil, han sido detenidos un hombre de nacionalidad marroquí y una mujer de origen sudamericano por su presunta implicación en este terrible asesinato.

Aunque en principio se ha decretado el secreto de sumario, todo parece indicar que esta banda habría cometido al menos otros dos asaltos sufridos por hombres en los últimos meses en esa misma zona, en el entorno de Zaragoza. Se ha apuntado que dos hombres denunciaron haber sido víctimas de robos violentos tras haber quedado con una mujer a través de internet. Por suerte esos dos hombres vivieron para contarlo.

Parece que en los últimos tiempos los delitos cometidos por extranjeros residentes en España son cada vez menos casos aislados. Llama especialmente la atención la brutalidad con la que cometen sus fechorías, como en esta ocasión ya que es especialmente cruel la forma en la que José Antonio Delgado ha sido asesinado. Ya tenemos suficiente con los delincuentes nacionales, es importante que los delitos cometidos por extranjeros los paguen en su país de origen procediendo a la expulsión inmediata de esos delincuentes para evitar que vuelvan a hacer lo mismo una vez salgan a la calle.