Un gobierno miserable

Han pasado tan solo unos días desde que fuera profanada la tumba de Francisco Franco y y exhumado su cadáver y ya se empieza a rumorear sobre quién será la próxima víctima del gobierno que podría ser José Antonio Primo de Rivera.

Y todos nos preguntamos cuál será la excusa que nos darán desde el gobierno para llevar a cabo su siguiente purga ideológico. Porque utilizar la figura de Franco de la forma miserable que lo han hecho era relativamente sencillo. Franco gobernó durante 36 años y los socialistas les ha resultado relativamente fácil convencer a la “masa” de lo bueno que era su exhumación y lo malo que era mantener su cuerpo en el Valle de los Caídos.

Ante gente que se traga las historias de la izquierda sin molestarse en informarse es muy fácil contarles la milonga que sea porque se la van a tragar. ¿Pero cómo van a justificar, de producirse, la profanación de la tumba de José Antonio Primo de Rivera y el traslado de sus restos a otro lugar si Primo de Rivera fue fusilado en el año 1936 cuando tan solo tenía 33 años?

¿De qué forma van a vender esa nueva purga ideológica si están hablando del cadáver de una persona que fue fusilada a los pocos meses de comenzar la guerra y civil y que no siquiera participó en ella? Pues es sencillo, porque sus ideas todavía son defendidas por muchas personas y lo que buscan es el revanchismo no solo de una guerra civil, también de las ideas.

Con estos movimientos pretenden decirnos que quien ose pensar como quiera puede ser perseguido de la misma forma que lo han hecho incluso con los cadáveres de los ideólogos. Y esa profanación, de llevarse a cabo, sería un error todavía más grave de los socialistas y una muestra todavía más acusada del sectarismo.

Pretenden reescribir la historia practicando la venganza décadas más tarde. ¿Cómo es posible que el PSOE tenga tanto miedo por la libertad de opinión  y de expresión? Quizás les aterre pensar que algún día la gente pueda despertar y estudiar los delitos cometidos por el que sí ha sido un partido asesino, ladrón y traidor. Y ese no es otro que el PSOE.