ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Inaudito que haya filtraciones

La política, desde la época de Zapatero hasta hoy, no es más que un sucio trabajo de ingeniería social por parte del gobierno en el que se busca cómo calmar a las masas ante las injusticias y las malas noticias. Lo hacen de la forma más descarada y cuando todo el mundo anda despistado o en días de descanso porque aquí, en España, nadie levanta la mano de los “cataplines” cuando corresponde tocárselos: fines de semana o agosto.

Y desde entonces, cada vez que nos van a dar una noticia con la que nos vayan a hacer comulgar con una enorme rueda de molino, eligen para dárnosla un fin de semana o agosto porque saben que van a ser muy pocos los que no estén viendo el fútbol o tomándose una cerveza en el chiringuito de la playa como si no fuera a llegar nunca el lunes o septiembre.

Y para eso, el gobierno -sobre todo si es socialista- cuenta con el 90% de los medios de comunicación de España que tienen como única función hacer de voceros gubernamentales para recibir la correspondiente publicidad institucional. Los mismos que nos han “convencido” que los atentados del 11-M están claros o que ETA ha sido derrotada, son los mismos que nos van a intentar convencer que la sentencia del golpe de estado en Cataluña, filtrada en fin de semana, es buena y aplica un justo castigo con los golpistas que se REBELARON contra la Ley y el estado de derecho, ahora de desecho.

En estos días, hoy probablemente, se va a dictar sentencia contra los golpistas del 1 de octubre de 2017 y todos nos van a intentar vender que es justa y dura contra el golpismo, si la filtración del fin de semana es cierta. Pero, de ser cierta esa filtración, les van a castigar con el menor de los delitos y en cuatro días los veremos pasear por la calle. Muchos dirán “bueno, pero los han castigado”. Es que señores, habría sido demasiado descarado hasta para los socialistas que los golpistas salieran absueltos.

Mientras tanto, seguiremos sin dar importancia al hecho de que los jueces sean nombrados por los políticos que pueden ser juzgados por esos mismos jueces, pero en el país de “me importa todo un bledo excepto el fin de semana y agosto”, eso da igual. Nadie va a abrir la boca porque ya se ocuparán los medios de intentar convencernos a todos de lo buena que es. Está claro que en España, las cosas no son como en realidad son. En España, las cosas son como se las tome cada uno. Somos una nación que merece los políticos que tiene. Qué pena.

Si no se cumple lo que dice este vídeo la sentencia será una mala noticia.