Grau
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Ramiro Grau Morancho, abogado penalista y ex fiscal, autor del libro “El Golpe de Estado Catalán”, a la venta en Amazon, considera que la Sentencia del Tribunal Supremo es una mala novela, si por novela se entiende un texto literario propio de la imaginación de su autor o autores, y en el que “cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”.

No solo eso, dicho con todo respeto hacia el Tribunal Supremo, por supuesto, y como crítica política y jurídica, sino que considera que “el Supremo ha desautorizado totalmente a Su Majestad el Rey Felipe VI”, y su intervención televisiva, urbi et orbe, del día 3 de octubre de 2017, diciendo que “hasta aquí hemos llegado”.

¿Sufrió el Rey algún trastorno bipolar, o es que no era –tampoco- consciente de la realidad…?

¿O, más bien, se trata de intentar “contentar” a los separatistas catalanes –y ya estamos viendo el resultado-, para dar a entender que en cuatro días los presos estarán en libertad, y que aquí no ha pasado nada…?

Pues al gobierno traidor actual, le va a salir el tiro por la culata, y lo malo es que su cobardía, inacción e incompetencia la vamos a pagar todos los españoles, pero los primeros de todos, los catalanes no separatistas, que son mayoría, dicho sea de paso, y con ánimo de molestar.

Cataluña dicen que tiene unos siete millones de habitantes, de los que escasamente dos millones –y eso en el mejor de los casos-, son separatistas.

Luego queda una amplia mayoría de cinco millones de españoles catalanes, o de catalanes españoles, que tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando.

Rajoy fue un cobarde de libro, pero Sánchez no tiene nada que envidiarle…

El PP envió primero a los fiscales para contener a los independentistas.

Después a los jueces, que tampoco pudieron hacer gran cosa, y finalmente a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, que se batieron el cobre en condiciones penosas, maltratados por el propio gobierno y por los separatistas, mientras la Guardia Urbana de Barcelona y los Mozos de Escuadra seguían cobrando sus sueldos, mucho más elevados, mirando a los toros desde la barrera, cuándo no confraternizando con “el enemigo”.

Y desobedeciendo las órdenes fiscales y judiciales, en una clara actitud merecedora de reproche penal y disciplinario, expedientes de expulsión del cuerpo, y procedimientos judiciales por delitos.

¡Pero nada de eso se hizo…, también “para apaciguar los ánimos”!

La burra, o los burros, han vuelto al monte, convencidos de qué todo el monte es orégano, y que pueden hacer lo que quieran, que nunca les pasará nada.

Es lógico que piensen así: al fin y al cabo, el PSOE es su aliado natural y preferente, gobernando la diputación de Barcelona y 40 Ayuntamientos, que se dice pronto, con el apoyo de los separatistas.

Y el pirómano Joaquín Torra, un hombre de una “inteligencia” tan limitada que no sabe dónde tiene la mano izquierda, azuza a los delincuentes de los CDR, eso suponiendo que no forme parte de la organización criminal, o por lo menos no les apoye ideológica e intelectualmente, en la escasa medida de su muy reducida inteligencia, claro está.

Ada Colau sigue escondida, cobrando religiosamente, al igual que su pareja, su “asesor” supongo que para asuntos sexuales, cobrando un dineral, y dando instrucciones a la Guardia Urbana para que pasen de todo…

Mientras tanto, el presidente del gobierno en funciones, está en Bruselas, haciéndose fotos, y mirando al espejito mientras murmura: “Espejito, espejito, dime si hay alguien que sea más guapo y más tonto que yo”…

En fin, espero que la jugaba le salga mal, y que muchos cientos de miles de catalanes, que supongo no son tontos del culo, y están viendo la ruina de la región, dejen de votarle para pasar a botarle. (Aclaro a los alumnos de la Lode, la Logse y demás legislación “niveladora” por los suelos socialista, que deben consultar el diccionario, pues no es lo mismo, sino lo contrario).

Este país es deprimente, y encima no me encuentro muy bien…

No estaría de más recordar algunas palabras del Rey, en cuánto Jefe del Estado;  “… Todos hemos sido testigos de los hechos que se han ido produciendo en Cataluña, con la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada –ilegalmente- la independencia de Cataluña.

Esas autoridades han menospreciado los efectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles; y con su conducta irresponsable incluso pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España.

A los ciudadanos de Cataluña -a todos- quiero reiterarles que desde hace décadas vivimos en un Estado democrático que ofrece las vías constitucionales para que cualquier persona pueda defender sus ideas dentro del respeto a la ley.

En ese camino, en esa España mejor que todos deseamos, estará también Cataluña”.

1 Comentario

Comments are closed.