une

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

A las doce de la noche del pasado lunes, se cerró el plazo para la presentación de las listas de candidatos al Congreso y al Senado, que concurrirán a las elecciones generales del próximo diez de noviembre. No hay grandes novedades en las mismas, puesto que, salvo pequeños ajustes, los partidos han presentado a los mismos candidatos que el pasado mes de abril, pero si una importante diferencia, la seguridad de que ha emergido con fuerza y a pesar de todos los contratiempos que ha sufrido desde que fuera elegido presidente del PP, una alternativa y un candidato potente y seguro, Pablo Casado Blanco.

El clima entre los populares, es distinto porque se huele y se siente fortaleza y seguridad, de un partido que asumieron casi desde la ruina política y de una desorientación total, hasta este momento, en donde se recupera tono, se percibe esa viveza que el PP siempre ha tenido y se contempla un equipo preparado para ser una alternativa a “la nada que es el poder y gobierno de ESPAÑA”.

Mientras que unos giran planteamientos políticos y siguen en su cerrazón de bloqueo y otros, de decirle “a Sánchez no le votamos”, ahora cambian de criterio, de mensaje y de argumento, como si de usar un clinex se tratara. Esta vez, no hay fichajes estrellas, ni toreros en listas o ex directivos de multinacional que entran en política, pero si existe la percepción o de que tanto políticos como electores nos lo tomamos en serio, o nos vamos a una situación de auto destrucción imparable en lo económico y político.

Nos viene el Brexit, la guerra comercial, las regiones exportadoras, se enfrentan a los aranceles de Trump que nos casca 1000m de € a nuestros productos como si fuera pagar una cerveza. El problema es que no tenemos un gobierno que nos una para solucionarlo, que sea capaz de darnos seguridad, tranquilidad y esperanza de futuro.

Ante esto, ¿Cuál es la alternativa? La verdad que la situación es complicada también en lo político, pero hay una solución. Esa solución pasa por unirnos los españoles como lo hemos hecho siempre en momentos difíciles y hacer que nuestros políticos trabajen de nuestra mano.

A mi particularmente, me encanta uno de los lemas políticos de esta campaña electoral, concretamente el de los populares, porque esa frase de “POR TODO LO QUE NOS UNE”, es el reflejo de lo que necesita esta ESPAÑA nuestra, asustada por el horizonte y aturdida por la falta de reacción de quienes deben evitar que se rompa.

Por todo lo que nos une, debemos recoger la esperanza de nuestras ilusiones, la capacidad de nuestra gente en cuanto a su trabajo, la fortaleza de nuestras regiones como nación para reforzar ese proyecto común llamado ESPAÑA, pero sin mirar al de al lado pensando si es de tal o cual, porque nuestro objetivo común, debe ser labrar ese futuro que queremos y ese desenredar el nudo de parálisis que vivimos.

Por todo lo que nos une, juntos, tenemos una alternativa a la desesperanza, a la necesidad de quitar la incertidumbre, a la defensa de los valores que tenemos como nación y a la exigencia de una prosperidad basada en nuestra capacidad e impulso.

Por todo lo que nos une, debemos evitar conflictos entre nosotros, evitando ser blandos en la ruptura de nuestras leyes que son algo así como ese catecismo de Libertad, convivencia y democracia que nos dimos y que peligra, a veces por inacción y en muchas ocasiones por ignorancia, desidia o intereses partidistas.

Por todo lo que nos une, debemos tener la responsabilidad del ejercicio del voto, porque nos une la decisión de impulsar nuestro futuro desde la racionalidad y la seguridad de que debemos contribuir a salir adelante, a tener gobernantes responsables y sobre todo, a arrimar ese hombro de los 47 millones de habitantes, para buscar la eficacia, la prosperidad y la seguridad de que quien nos gobierne, esté capacitado para hacerlo desde nuestros intereses como españoles.

Sinceramente, no quiero gobernantes que no sepan que Huesca es ARAGON o que no distingan el jamón Serrano del Ibérico o que hoy digan A, mañana B, para terminar, siendo engañados cada día y minadas nuestra esperanzas e ilusiones.

Hubo quienes, al nacer como partido, hablaron de que ESPAÑA es lo único importante, ofrecieron Soluciones y nos dieron prosperidad. Ahora nos ofrecen trabajar por lo que nos une y la verdad, ese proyecto, ese sentimiento y ese objetivo me gusta para esta ESPAÑA diversa pero unida, para estos ciudadanos que no buscan más que ser lo dignos que merecen, lo prospero que son capaces y lo orgullosos de hacerlo juntos, por lo que nos une, con un soldador de almas, contador de realidades y hacedor de esfuerzos comunes, Pablo Casado.

1 Comentario

Comments are closed.