pijos

Sí, los pijos indepes, los hijos de los dirigentes de empresas que venden en el resto de España se han ido de acampada al centro de Barcelona, para pedir la independencia de Cataluña.

Y claro, como estos días no están durmiendo en casa de papá, pues necesitan la ayuda de los demás para poder sobrevivir y se dedican a pedir comida y demás, sí, porque de galletas y chocolate van sobrados…

La verdad es que todo esto es para alucinar, pero así es…, el separatismo ha conseguido que eso de ser independentista sea una moda, que mole. Y claro, como está de moda, todos los pijos de Barcelona se han de apuntar a ese rollo, porque es lo que mola.

Y en el vídeo que os dejamos a continuación, compartido por el gran Prastana (@JosPastr), tenéis un ejemplo de esta situación, aunque lo mejor son los comentarios…