declaraciones

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

La pasada semana el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hizo unas declaraciones que, leídas detenidamente, son para ponerse a temblar. Unas declaraciones del secretario general del PSOE que han pasado desapercibidas pero que son de una gravedad tremenda, pues el actual jefe del Ejecutivo reconoce que viene una crisis económica, algo que hasta ahora -como ya hizo el nefasto Zapatero- están negando los socialistas.

Decía Pedro Sánchez: «Es cierto, puede haber un enfriamiento de la economía, de hecho lo está habiendo. Y es evidente que lo hay como consecuencia de algún político irresponsable de alguna superpotencia de nuestro planeta que lo que está haciendo es entrar en una guerra comercial con China, en este caso, para poner en solfa muchos de los fundamentos del creciemiento económico en nuestro país y en nuestro planeta.

Y es cierto que puede haber un enfiramiento de la economía, nosotros ni vamos a exagerarlo, como quiere la derecha, ni tampoco vamos a minimizar esos riesgos. Pero el compromiso del Gobierno socialista es bien claro, si hay enfriamiento de la economía lo que vamos a hacer es un reparto justo de ese enfriamiento, para que aquellos que más tengan más sufran las consecuencias de esa crisis y aquellos que menos tengan sean personas que vean garantizados sus derechos y el estado del bienestar». Un vídeo que piedes ver en este artículo de El Español.

Unas graves declaraciones porque en ellas el candidato del PSOE a las elecciones del próximo 10 de noviembre reconoce que estamos en desaceleración y que viene una crisis económica, ¡otra más de la mano del PSOE! Y que una nueva subida de impuestos está a la vuelta de la esquina.

Estos son los legados de los gobiernos socialistas, mala gestión, crisis económica, desempleo y más impuestos. Y el 10 de noviembre tenemos la opción de cambiar esta situación, evitando que Pedro Sánchez siga en La Moncloa. ¿Os acordáis de los brotes verdes?…